Minsa, Municipalidades, Universidades y Sociedad Civil elaboraron iniciativas a Nivel Regional y Local para disponer de Ambientes Libres del Humo de Tabaco
 

En el marco de la Ley N° 29517 y el Convenio de la OMS para el Control del Tabaco

En el Perú, mueren alrededor de 10 mil personas al año por enfermedades causadas por el humo de tabaco.

Varias de las más de 4 700 sustancias químicas que contiene el cigarrillo, son cancerígenas.

En alianza estratégica, el Ministerio de Salud (Minsa), gobiernos locales, universidades públicas y privadas, así como la sociedad civil elaboraron normatividad, según el ámbito de su competencia, para disponer de ambientes 100 por ciento libres del humo de tabaco, tras la modificatoria a la Ley General para la Prevención y Control de los Riesgos del Consumo del Tabaco, informó el director general de Promoción de la Salud del Minsa, Hamilton García Díaz.

En ese sentido, más de 100 profesionales de la salud diseñaron modelos de ordenanzas municipales y dispositivos legales de aplicación por la comunidad universitaria, en defensa del derecho de las y los peruanos a respirar aire libre del humo de tabaco.

Al respecto, García Díaz recordó que en el país, 10 mil personas al año mueren por enfermedades causadas por el humo de tabaco. Destacó, además, la importancia de la participación de los jóvenes en la elaboración de políticas públicas a nivel regional y local para contrarrestar el tabaquismo.

"Esta es una gran lucha para contribuir al desarrollo del Perú, a través de políticas públicas desde los jóvenes y como sociedad organizada, ya que estamos comprometidos a trabajar para reglamentar, fiscalizar y hacer cumplir la ley para disponer entornos 100 por ciento libres de humo de tabaco", expresó.

En referencia a la defensa de este derecho en salud, el director de Promoción de Vida Sana de la Dirección General de Promoción de la Salud, José Bolarte Espinoza, indicó que ello se expresa no sólo en la normatividad vigente aplicada a nivel nacional (Ley N° 29517, la cual modifica la Ley N° 28705 - Ley General para la Prevención y Control de los Riesgos del Consumo del Tabaco), sino que se sustenta también en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco.

Este pacto histórico, suscrito en el año 2003, por los estados miembros de la OMS, entre ellos el Perú, representa "el primer acuerdo mundial sobre salud pública y el primer instrumento jurídico diseñado para reducir las muertes y enfermedades relacionadas con el tabaco a nivel mundial", enfatizó.

Por consiguiente, a través de las iniciativas saludables desde las Direcciones Regionales de Salud, universidades y municipalidades, proponen acciones para la prohibición del consumo de tabaco en establecimientos de salud, instituciones educativas, dependencias públicas, centros de trabajo, espacios públicos cerrados y en medios de transporte público, en cumplimiento de lo estipulado por la mencionada Ley.

Acudieron al evento, Direcciones Regionales de Salud del país y Direcciones de Salud de Lima Metropolitana; municipalidades de San Borja, Surco, San Juan de Lurigancho, Comas y La Perla; Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, Universidad Antonio Ruiz de Montoya, Universidad Nacional de Ingeniería, Universidad Privada San Juan Bautista; Ministerio de Economía y Finanzas, Ministerio del Ambiente, Adra-Perú; Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec); Organización Panamericana de la Salud; Asociación de Pacientes Cardíacos, entre otras instituciones.

Legislación vigente
El Ministerio de Salud viene coordinando con los gobiernos locales, la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT), el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI), la Comisión Nacional Permanente de Lucha Antitabáquica (COLAT), entre otras organizaciones de la sociedad civil, las acciones necesarias para el cumplimiento de la Ley N° 29517, a fin de proteger de la exposición al humo de tabaco y enfatizar las advertencias sobre el daño a la salud que produce el fumar.

Así, el dispositivo legal vigente prohíbe la venta de cigarrillos a menores de 18 años y la venta de paquetes de cigarrillos que contengan menos de 10 unidades.

Agente nocivo para la salud
El cigarrillo contiene más de 4 700 sustancias químicas, varias de ellas, cancerígenas. Entre ellas, la nicotina, la cual es de 6 a 8 veces más adictiva que el alcohol y puede generar una dependencia más fuerte que la heroína.