QUINCE MIL PERSONAS MARCHARON CONTRA LA VIOLENCIA INFANTIL
 

Participantes juramentaron como defensores de la seguridad física y moral de los niños y niñas

El presidente Alan García junto al ministro de Salud, Óscar Ugarte Ubilluz, la viceministra Zarela Solís lideraron la gran marcha: “Niñas y niños felices con salud y sin violencia”, que congregó 15 mil personas para expresar el rechazo frente a cualquier tipo de maltrato infantil.

Delegaciones de organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil recorrieron la Av. Salaverry hasta su arribo al Campo de Marte, en el distrito de Jesús María, donde el ministro de salud tomó juramento a los participantes como defensores de la seguridad física y moral de las niñas y los niños a efecto de denunciar cualquier forma de maltrato físico, sexual o psicológico.

“No nos hagamos cómplices de estos actos abominables de los que hemos sido testigos en las últimas semanas de castigos, de violencia y de muerte de niños. Al interior de las familias los niños deben recibir calor, amor de sus padres, seguridad de su entorno y respeto de su país”, exhortó Ugarte Ubilluz.

Asimismo, el presidente García instó a la población a proteger a los niños y las niñas del país; rechazar todo acto de violencia y explotación infantil y recomendó aprender y enseñar a solucionar los problemas dialogando. El mandatario estuvo acompañado de su menor hijo, Federico Danton, quien en defensa de la población infantil dijo: “No se les pega a los niños, se les quiere”.

A su alocución, se pronunciaron en contra del maltrato a menores, físico, sexual y psicológico, las ministras de la Mujer y Desarrollo Social, Virginia Borra; de Trabajo, Manuela García; la alcaldesa de Lima, Susana Villarán y la defensora del Pueblo, Beatriz Merino y el director general de Promoción de la Salud del Minsa, Hamilton García Díaz.

A la multitudinaria jornada a favor de la infancia peruana, asistieron también: el presidente del Consejo de Ministros y titular de Educación, José Antonio Chang; Interior, Miguel Hidalgo; Justicia, Rosario Fernández; Cultura, Juan Ossio; Ambiente, Antonio Brack; Producción, Jorge Villasante; Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros; así como y el alcalde de Jesús María, Enrique Ocrospoma.

Feria informativa
En la Av. de la Peruanidad se instalaron 20 módulos donde se brindó información a los ciudadanos sobre los distintos servicios que ofrecen las instituciones públicas y de la sociedad civil en beneficio de los niños y las niñas, entre ellos, los Módulos de Atención contra el Maltrato Infantil (M.A.M.I.S.), a través de los cuales promueven una crianza basada en una cultura de paz y construcción de valores y prestan atención a las víctimas de violencia infantil física, psicológica o sexual.

Mitos
Emplear palmazos o golpes para educar a los niños es una forma de castigo físico y psicológico y no una medida correctiva; contrariamente a lo que algunos padres consideran, causan dolor, tristeza, injusticia, miedo y mentira.

Erróneamente se cree que estos actos de violencia son manifestaciones de ‘amor correctivo’. Estas expresiones de violencia se evidencian en frases como “los palmazos con amor educan”, “si el padre no le pega a sus hijos pequeños, sus hijos lo harán cuando crezcan” o “el palmazo es un ‘choque ligero’ para corregir y educar”.