Entrevista.-

Econ. AUGUSTO PORTOCARRERO
DIRECTOR GENERAL DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE PLANEAMIENTO Y PRESUPUESTO

 

img4

La reforma implica muchos temas como aumento de sueldos, bonificaciones, contratación de mayor personal, etc., y para ello se requiere de un mayor presupuesto.

Debemos entender que la reforma no solo implica mayores recursos, y que tan importante como esto es ver por dónde camina todo, no se trata de gastar más sino que ese dinero, cuando se introduzca en el sistema, genere mejores resultados. En ese sentido se va a fortalecer al Seguro Integral de Salud como nuestro brazo financiero del Ministerio y eso implica que  una mayor parte de los recursos que antes trabajaba el Minsa con las regiones pase por el SIS, no por otros mecanismos, tenemos que ver cómo fortalecemos al SIS y al Fissal como entes a través de los cuales se van a transferir los recursos.

¿Cómo hacer para que la gente que vive en el interior del país sienta que la reforma  llega a sus zonas; cómo descentralizar los servicios de salud?

Allí hay dos mecanismos que se están trabajando. Uno tiene que ver con los sueldos que reciben quienes trabajan en esas zonas. Hay un bono para trabajadores de zonas alejadas y de frontera que está aprobada por ley y equivale a 84 millones de soles que debe servir para que la gente que trabaje en esas zonas se vea recompensada por la distancia en la que está trabajando.

El otro tema que estamos trabajando fuertemente es con los Gobiernos Regionales a través de la Comisión Intergubernamental de Salud para tener acuerdos con ellos, porque allí hay, sin duda, una responsabilidad de nosotros, podemos conversar con ellos, decirles qué metas queremos alcanzar y a quiénes queremos que atiendan pero  es el Gobierno Regional el que decide cómo se organiza y cómo distribuye sus recursos.

No olvidemos que con la descentralización las funciones de salud en buena parte están ahora en los gobiernos regionales, pero no nos exime de trabajar para solucionar algunos problemas. Lo que se busca  es fortalecer el primer nivel de atención que en las regiones es básicamente rural.

El proceso de reforma del sector se está iniciando, ¿qué tema o qué punto debe priorizarse para que la ciudadanía sienta que hay una verdadera reforma del sector de la salud?

Primero que su derecho a la salud sea reconocido no como un beneficio o un programa social  sino como un derecho que entrega el gobierno; ese derecho se va construyendo y creo que lo que se puede esperar en el corto plazo es una mayor integración en lo que es la oferta de servicios.

Lo que puede esperar un ciudadano urbano o uno rural son cosas distintas y también tiene particularidades en cada zona. En el caso de  Lima, hay más oferta y por lo tanto lo que se debería percibir es que esa oferta es de mejor calidad; en el caso de muchas regiones, de muchas zonas rurales lo que se espera es que haya oferta y que esa oferta se adecue a las necesidades de la gente, en eso ya estamos trabajando

La oferta de servicios esta armada en función de cómo nosotros pensamos. Si una   población requiere un centro de salud y ese centro es igual en todos lados no ayudaría mucho. Estamos trabajando, porque en estas zonas donde tienen más complicado su acceso a la salud, es que haya una oferta que se adecúe a sus necesidades de salud y no al tipo de establecimiento que nosotros le decimos que debería estar en esa zona. Creo que  es por donde van a ir los avances y por donde la ciudadanía debería espera cambios en cuanto a la reforma.