banner Nutrición
banner Nutrición banner Nutrición
 
Imagen
1) Alimentación interactiva
cuchara

2) Cartilla Alimentación
    cuchara

  3) Tazón
    cuchara

4) Olla 2
cuchara

5) Tabla
  cuchara

6) Mira como crece
  cuchara
Presentación
Nutrición por etapa de vida
Conducta alimentaria
Nutrientes
Deficiencias Nutricionales
Habitos de higiene Lavado de manos
Plan comunicacional
Recetas
Material varios para descarga
Material periodístico
Dispositivos Legales
Enlaces
imagen

ALIMENTACION COMPLEMENTARIA DEL LACTANTE 6 A 24 MESES

El concepto de alimentación complementaria es relativamente reciente. Se dice de aquella que complementa a la lactancia materna, pero sin anularla. Revaloriza a la lactancia materna como un alimento óptimo para los primeros tiempos de la vida y establece la necesidad de estudiar científicamente la alimentación con objeto de cubrir las necesidades del niño a partir de los seis meses de edad.

El momento oportuno para introducir la alimentación complementaria es a los seis meses de edad, cuando se deben cubrir los requerimientos nutricionales y se ha alcanzado un adecuado desarrollo de las funciones digestivas, renal y la maduración neurológica. En relación con la nutrición, porque los niños pueden mantener un aumento de peso normal, y tener al mismo tiempo un déficit en vitaminas y minerales, sin manifestación clínica. Por ello se hace necesario la introducción de otros alimentos que aporten aquellos nutrientes que la lactancia suministra en poca cantidad.. Como componente madurativo, porque desde los cuatro meses de edad el niño adquiere capacidades necesarias para asimilar una dieta más variada.

A partir de los 6 meses de edad de la niña o niño además de continuar con lactancia materna necesita iniciar alimentación complementaria.

Cuando el niño(a) empieza a comer otros alimentos diferentes a la leche materna, es necesario tener mucha paciencia, no forzarlo, gritarlo, ni asustarlo. El momento de comer debe ser tranquilo y lleno de cariño.

Una comunicación permanente a través del canto, palabras tiernas y las caricias en la piel son las mejores formas de estimular esta relación afectiva entre los niños(as) y sus padres cuidadores.

Descargar archivo pdf

Niña comiendo

Ministerio de Salud
Portal Campañas