Banner Maternidad
Mat01mat03Mat02

 

 

 

 

 

 

 

 

viñeta Información Estadística
viñeta Pasos para una Maternidad Saludable y segura
viñeta Materiales Comunicacionales
viñeta Actividades
   
   


  • Presentación
  • Recomendaciones

La maternidad saludable y segura en nuestro país es de especial interés para el logro de la reducción de los indicadores de la mortalidad materna, cuyas causas se deben a diversos motivos, siendo los principales el económico, geográfico, social y la falta de acceso a una atención de calidad a los servicios de salud, sobre todo en sectores de escasos recursos económicos.

En la Cumbre del Milenio celebrada en el año 2000, los Estados miembros de las Naciones Unidas acordaron que entre los Objetivos de Desarrollo del Milenio se incluya el tema de la reducción de la mortalidad infantil y la mejora de la salud de la mujer, derivada de la maternidad, antes del año 2015.

En este sentido, el Ministerio de Salud viene trabajando para reducir los índices. Recientemente, el INEI a través del ENDES Continua 2009, ha publicado las últimas cifras sobre mortalidad materna, detallando que ésta disminuyó en un 44%, al pasar de 185 a 103 los decesos por cada cien mil nacidos vivos, precisando además que la disminución estaría asociada al mayor acceso de las gestantes a los servicios de salud para el control prenatal y a la atención del parto por un profesional de salud en los establecimientos de este sector.
Del mismo modo, funcionarios del INEI explicaron que la cobertura en la atención del control prenatal es mayor en el área urbana (97.9%) que en el área rural (87.1%), revelaron también que la región Huancavelica registró una importante disminución de mortalidad infantil.

Esta es una buena noticia para la Estrategia Sanitaria Nacional de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud que viene trabajando para reducir los índices bajo la premisa de que la maternidad saludable y segura sólo será posible cuando se adopte como parte integral del desarrollo humano, se asuma una política que garantice las condiciones necesarias, se efectúen las transferencias presupuestales necesarias y se reconozca como un derecho humano así como una inversión social y económica, que contribuye al desarrollo individual, familiar, comunitario y al progreso de las naciones.

Por ello, el Estado Peruano ha priorizado la Salud Materna y Neonatal incluyéndola en la estrategia de presupuesto por resultados que el Ministerio de Economía y Finanzas viene implementando con un financiamiento asegurado por 5 años consecutivos y en el Ministerio de Salud, la Estrategia Sanitaria Nacional de Salud Sexual y Reproductiva es la responsable de conducir el diseño y ejecución del Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Mortalidad Materna y Perinatal.

Como parte de las acciones, el próximo lunes 17 de mayo se iniciarán las actividades por la Semana de la Maternidad Saludable y Segura, con un alegre pasacalle que recorrerá la Av. Salaverry y luego nuestras gestantes recibirán un homenaje en la sede del Ministerio de Salud por parte de las principales autoridades. Las Direcciones de Salud (DISAS) y las Direcciones Regionales (DIRESAs) apoyarán con acciones similares en sus jurisdicciones y que tendrán como propósito colocar en agenda el tema y ayudar a las madres de sectores menos favorecidos a cuidar su embarazo y la vida de su bebé.

“Maternidad Saludable y Segura. Compromiso de Tod@s”.

¿QUÉ ES LA ATENCIÓN PRECONCEPCIONAL?

Es la atención integral que se brinda a la mujer o pareja, que desean prepararse para un embarazo. Para ello reciben:

  • Orientación para realizar el papanicolaou y examen de mama.
  • Orientación y detección de VIH/Sida y sífilis.
  • Acido fólico durante 3 meses consecutivos.

¿QUÉ HACER SI SE COMPRUEBA EL EMBARAZO?

Acudir al establecimiento de salud más cercano para iniciar la atención prenatal con personal especializado a fin de detectar en forma temprana cualquier complicación. Es importante que la pareja asuma la responsabilidad de la salud de la madre y la del bebé que viene en camino, en compañía de la familia y el compromiso de tod@s.

¿CUÁLES DEBEN SER LOS HABITOS DE HIGIENE DE UNA GESTANTE?

  • Lavarse las manos con agua y jabón.
  • Cepillarse los dientes al levantarse y antes de acostarse, así como después de cada comida.
  • Darse un baño diario de ducha o esponja.
  • Higiene diaria de genitales con agua sola.
  • Utilizar utensilios limpios (tazas, vasos, platos, cucharas, etc.) para preparar y servir los alimentos.
  • Hervir el agua antes de consumirla.
  • Lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño.
  • Utilizar ropa y zapatos cómodos.
  • Ventilar las habitaciones de la casa.


¿CUÁLES DEBEN SER LOS EJERCICIOS DURANTE EL EMBARAZO?

Desde la concepción, el bebé crece día a día por lo que es importante que la gestante, a fin de poder adecuarse al embarazo, tome su tiempo para descansar, divertirse, pasear, ejercitarse y llevar una vida sana comiendo saludablemente. El ejercicio es una actividad saludable tanto para la madre como para el bebé.
Expertos señalan que el ejercicio físico moderado y prudente, tiene varios beneficios como:

  • Favorece la circulación sanguínea
  • Permite relajar el cuerpo y prepararlo para el descanso
  • Tonifica y da fortaleza muscular
  • Permite mantener una postura ideal
  • Mantiene y prepara el cuerpo para el parto
  • Acelera la recuperación post-natal

Resulta, fundamentalmente, que antes de iniciar un ciclo de actividad física, la gestante consulte a su médico u obstetriz/obstetra a fin de que autorice a realizar el ejercicio de acuerdo a su embarazo, debido a que en algunos casos, no es recomendable por la presencia de enfermedades cardiacas, preclampsia, anemia, entre otros.

Es importante saber que debido a que los cambios en el centro de gravedad y alineamiento corporal serán constantes a lo largo de 9 meses, es necesario saber que mes a mes se debe reeducar el cuerpo de forma regular y variar los ejercicios de acuerdo a la necesidad.

Además, si la gestante ha iniciado un ciclo de ejercicios, es importante seguir estos consejos:

  • Descontinuar los ejercicios en caso se tenga una lesión anterior que pueda empeorar.
  • Respetar los horarios de digestión. No hacer ejercicios por lo menos una hora después de haber comido, para evitar posibles vómitos y malestar abdominal.
  • Tampoco debe hacer ejercicios con el estómago vacío porque puede provocar malestares, mareos y otros inconvenientes.
  • No sudar en exceso ya que la temperatura del bebé es más alta que la suya y puede ser nociva para el feto, sobre todo en el primer trimestre del embarazo.
  • Realizar actividades dinámicas como caminar y bailar, siempre con cuidado y teniendo en cuenta el aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Se aconseja realizar movimientos suaves. Actividades como subir y bajar así como cambiar de dirección bruscamente al caminar, deben hacerse en forma lenta porque la presión sanguínea es más alta o más baja de lo norma y puede provocar mareos.
  • Evitar movimientos bruscos y rápidos, así como rebotes y saltos ya que las articulaciones se encuentran flácidas y ocasionar lesiones.
  • El ejercicio puede producir falta de aliento y cansancio, por lo que se debe trabajar conjuntamente la respiración para el parto.
  • Se deben tomar líquidos antes y después del ejercicio para no deshidratarse, ya que esto puede ser peligroso.
  • Los ejercicios que se hacen boca arriba, deben evitarse después de las 20 semanas de embarazo debido a que el peso del útero es mayor y pueden provocar la disminución del flujo sanguíneo provocando mareos y desvanecimientos.
  • Es importante trabajar ejercicios para lograr una buena postura, ya que cuando el bebé crece, el peso recae sobre la espalda y la parte lumbar.
  • Es importante que la gestante acuda a los talleres de psicoprofilaxis obstétrica programados en su establecimiento de salud.

¿CUÁL DEBE SER LA ALIMENTACION EN EL EMBARAZO?

La gestante debe:

  • Consumir tres comidas principales más un refrigerio diariamente.
  • Consumir diariamente algún alimento de origen animal, como sangrecita y pescado. También vísceras de color rojo como hígado, bofe, bazo y carnes rojas.
  • Comer diariamente frutas y verduras de color amarillo intenso, anaranjado y verde oscuro.
  • Consumir por lo menos una vez al día un producto lácteo (leche, queso o yogurt).
  • Tomar el sulfato ferroso a partir del 4to mes del embarazo hasta los 2 meses después del parto.

¿QUÉ DEBE HACER UNA GESTANTE EN CASA?

  • Evitar el contacto con personas que sufren infecciones como, resfriado, gripe o cualquier enfermedad contagiosa como el sarampión, paperas o varicela.
  • No consumir cafeína y alcohol.
  • No fumar cigarrillos y evitar las zonas con humo.
  • No tomar ningún medicamento sin receta, como, por ejemplo, aspirina o vitaminas, a menos que el médico lo apruebe.
  • Dormir cada noche ocho horas como mínimo y, descansar ½ hora durante el día, con los pies elevados.
  • Realizar ejercicios moderados como, por ejemplo, pasear o caminar.

¿CUÁLES SON LAS RECOMENDACIONES ANTE MOLESTIAS EN LAS GESTANTES?

Durante el embarazo, la gestante puede experimentar algunas molestias como:

  • Estreñimiento y hemorroides: Para minimizar estas molestias trate de beber mucho líquido y comer frutas y vegetales ricos en fibra. Algunas mujeres experimentan alivio bebiendo un vaso de agua tibia en ayunas, antes del desayuno.
  • Náuseas: Así como el estreñimiento, este problema se debe a cambios metabólicos. En las mañanas -antes de levantarse- debe comer unas galletitas de soda y levantarse muy lentamente. Trate de comer en pequeñas cantidades cada tres horas (dieta fraccionada). Es bueno comer proteínas (carne, huevos, leche) antes de acostarse en la noche.
  • Acidez: Esto ocurre cuando los alimentos digeridos son empujados desde su estómago hacia el esófago. Para evitar la acidez, se debe comer en pequeñas cantidades varias veces al día. También evitar alimentos muy grasosos o con muchas especias y esperar al menos una hora antes de acostarte. Algunas mujeres experimentan alivio colocando dos o tres almohadas bajo su cabeza para dormir (posición semisentada).
  • Fatiga: El organismo está haciendo un gran esfuerzo cuando una mujer está embarazada, por eso se le recomienda que trate de dormir 8 horas diarias y tome una siesta si le es posible. Además, evitar los trabajos pesados e ingerir una dieta balanceada.
  • Dolores de Cabeza: Las causas pueden ser tensión nerviosa o quizás el aumento en el volumen de sangre dentro de su organismo. Se debe descansar y tratar de relajarse. Algunas mujeres experimentan alivio caminando al aire libre. No tome medicinas a menos que se lo aconseje su médico.
  • Orina frecuente: El útero de la gestante está presionando también a su vejiga y aunque esté casi vacía, crea la misma sensación como si estuviera llena. No aguante las ganas de orinar.
  • Calambres: Estos problemas circulatorios se originan por el aumento de peso experimentado en el embarazo. Si este es su caso, pídale al doctor que le recomiende algunos ejercicios para aliviar esas molestias.
  • Cloasma: Son manchas oscuras que aparecen en la piel y son causadas por las hormonas presentes durante el embarazo. Muchas veces desaparecen después del parto. A veces evitar la luz solar ayuda a prevenirlas.
  • Estrías: El sobrepeso hace que la piel tenga que soportar mayor tensión. Las estrías aparecen generalmente en el abdomen y lentamente desaparecen después del parto.
  • Várices: Se producen por la presión que el útero ejerce en la parte baja de su abdomen que hace la circulación dificultosa. Normalmente aparecen en las piernas y si permanece de pie o sentada por períodos largos de tiempo. Se sugiere:
    - No permanecer en la misma posición por mucho tiempo.
    - Tratar de alternar los períodos en los que se encuentra de pie o sentada.
    - Moverse con frecuencia para estimular la circulación.
    - Elevar las piernas cuando le sea posible, inclusive cuando esté en la cama, puede colocar una almohada debajo de las caderas. Mientras permanezca sentada, trate de elevar los pies.
    - No use ropa muy ajustada. Su doctor podría recomendarle inclusive medias de soporte.
  • Dificultad al respirar: Esto ocurre durante el tercer trimestre pues el feto está ocupando más espacio en su abdomen. Respire profundamente varias veces al día (puedes preguntarle a tu instructor(a) para el parto) pero evite hiperventilarse. Puede dormir semisentada (con varias almohadas) y evitar los lugares conglomerados y contaminados.
  • Dolores de espalda: Es una consecuencia del aumento de su abdomen y del incremento de peso. Use zapatos de tacón bajo, trate de mantener su espalda recta y evite cargar objetos pesados. Es bueno practicar ejercicios de relajación que le ayudarán a eliminar la tensión en sus músculos.
  • Hinchazón: Se debe a la retención de agua en los tejidos, especialmente en sus pies. Eleve sus piernas cada vez que pueda y evita ropas ajustadas que las presionen. Es importante avisarle al doctor si nota que la hinchazón no es sólo en las piernas y si aumentó de peso.
mAT05
mAT06
presentación