ACTIVIDAD FÍSICA

  • ¿Por qué debo hacer actividad física?
    El ejercicio físico mejora la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la "imagen corporal", la sensación de bienestar y produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental.

    Su práctica demanda el aumento del gasto energético producido por el movimiento de los músculos del cuerpo y puede ser realizada dentro de lo cotidiano y en diversos momentos y lugares para cada una de las etapas de la vida. Incluye actividades utilitarias u ocupacionales así como las recreativas como deportes.

    La inactividad física, el consumo de alcohol, la exposición al humo de tabaco y la inadecuada alimentación de la población, son cuatro factores de riesgo que por separado y más aún de manera conjunta, aumentan la probabilidad de que las personas presenten alguna enfermedad cardiovascular, cualquier tipo de neoplasia o una discapacidad en sus funciones, con el consecuente deterioro de su calidad de vida y las implicancias económicas y sociales que representan.

    En este contexto, el Ministerio de Salud, viene desarrollando esfuerzos para normar, orientar y conducir iniciativas organizadas y efectivas que promuevan la adopción de comportamientos saludables en la población a través de acciones orientadas al empoderamiento y abogacía a favor de la promoción de estilos de vida saludables, en especial la práctica de actividad física.

    Beneficios de la Actividad Física

    • En los niños: estimula el desarrollo psicomotor.
    • En los adolescentes: fortalece los huesos, los músculos y da flexibilidad.
    • En los jóvenes: reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón y cáncer.
    • En los adultos: reduce el estrés y el riesgo de padecer enfermedades del corazón.
    • En los adultos mayores: previene fracturas, renueva el estado de ánimo y evita la depresión.