PRESENTACIÓN

El tabaco es una de las principales causas de muerte prevenible en el mundo y no solo perjudica al que lo consume sino también a quien se encuentra expuesto al humo del cigarro. En las Américas, aproximadamente un millón de personas mueren por enfermedades relacionadas al tabaco al año, superando la mortalidad relacionada con el SIDA, los accidentes y el suicidio, según lo manifestado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en uno de sus informes, donde también señala que cada seis segundos muere una persona a causa del tabaco.

Debido a sus efectos nocivos, en 1989 la Asamblea Mundial de la Salud estableció el 31 de mayo de cada año la celebración del Día Mundial Sin Tabaco o Día del No Fumador, con el objetivo de crear conciencia en la población sobre los daños que causa el consumo de tabaco a la salud y alentar a los fumadores a abandonar su consumo.

Las proyecciones para el año 2030 refieren que el tabaco será la causa principal de muerte y discapacidad en todo el mundo, con más de 10 millones de víctimas mortales y que el 80% de ellas ocurrirán en países como el nuestro donde es mayor la carga de morbilidad y mortalidad asociada al tabaco.

En el Perú, se estima que al año mueren un promedio de 10,000 personas con enfermedades relacionadas al tabaco y es considerada la segunda droga más consumida en el país luego del alcohol. Además, la edad promedio en la que se empieza a fumar es los 10 años y se ha incrementado la prevalencia de su consumo en las mujeres, lo que hace que exista aproximadamente medio millón de peruanos nicotino dependientes y que la mortalidad por cáncer al pulmón haya crecido en 44% en los últimos 30 años.

Ante esta problemática, el 21 de mayo de 2003, en el marco de la 56ª Asamblea Mundial de la Salud, se adoptó el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), el cual entró en vigencia a nivel internacional el 27 de febrero de 2005. Este documento fue el primer tratado internacional de salud pública y de responsabilidad corporativa patrocinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que aborda el tratamiento, la prevención, publicidad y promoción, contrabando, reglamentación y el comercio de productos de tabaco.

Nuestro país ha participado activamente en el proceso de elaboración, negociación y adopción del referido Convenio Marco y lo suscribió el 21 de abril de 2004. El 24 de junio de ese año dicho documento fue ratificado por el Congreso de la República, el 16 de julio fue promulgado por el Señor Presidente Constitucional de la República y el 30 de noviembre del mismo año se depositó el referido documento a la sede de Naciones Unidas  en New York, Estados Unidos.

Como parte de las acciones establecidas en la lucha contra el tabaco, el 31 de marzo de 2010 se publica la Ley N° 29517, Ley que modifica la Ley N°28705, “Ley General para la prevención y Control de los riesgos del Consumo del Tabaco” para adecuarse al CMTC.

Para más información, llama gratis a Infosalud 0800-10828