:: Niños :: Adolescentes :: Adultos :: Adulto Mayor :: Familia ::
imagenVolver
 
 
  • FAMILIA
    SALUDABLE
  • MUNICIPIOS
    SALUDABLES
  • ALIMENTACIÓN
    SALUDABLE
  • ACTIVIDAD
    FISICA
  • INSTITUCIONES
    EDUCATIVAS

 

 


Familia Saludable

¿Qué es la familia?
La familia es la unidad fundamental de la sociedad, y se encuentra en constante interacción con el medio natural, cultural y social.

En el campo de la salud, la familia debe constituirse en la unidad básica de intervención, ya que sus miembros “tienen el compromiso de nutrirse emocionalmente y físicamente, compartiendo recursos como el tiempo, espacio y dinero”, es en esta unidad donde se debe enfocar la atención para mejorar la salud de la población del país.

Para las acciones de Promoción de la salud, la familia está constituida por los siguientes componentes:

•  Miembros Individuales: Las familias están constituidas por personas, y para que la familia se considere saludable se necesita que las necesidades de salud de cada uno de sus miembros hayan sido cubiertas.

•  Grupo Familiar: La familia no es sólo la suma de sus miembros, siendo las relaciones que se establecen entre sus miembros las que determinan el desarrollo positivo o negativo así como el de la familia como un todo.

•  Vivienda y entorno físico: Las familias desarrollan sus actividades cotidianas en una vivienda y en un entorno, los cuales pueden proteger la salud familiar, o por el contrario representar riesgos para el mantenimiento y desarrollo de su salud.

¿Qué es una familia saludable?

Una familia saludable es la que consigue construir un entorno físico y de relaciones del grupo familiar que favorezcan el desarrollo humano de sus miembros individuales y que les permita alcanzar su óptimo potencial, respetando su dignidad de acuerdo a sus expectativas y necesidades. Si bien este concepto es un ideal, en el marco de las acciones de promoción de la salud se emplean algunos criterios para definir si una familia esta en proceso de ser saludable:

•  Los miembros individuales de la familia han cubierto sus principales necesidades de salud bio-psico-sociales.

•  Los miembros de la familia han adquirido los hábitos y comportamientos saludables más importantes para su etapa de vida.

•  Existe una relación adecuada al interior de la familia, en su comunicación, manejo de conflictos, pautas de crianza de los niños, entre otros puntos.

•  La vivienda y entorno físicos de la familia, son adecuados para los estándares regionales, brindan un espacio libre de riesgos para la familia.

•  La familia está plenamente insertada en la comunidad, participando de las acciones comunales y difundiendo entre las otras familias los contenidos aprendidos y las prácticas saludables adquiridas.

Por último debe considerarse que la vida de la familia no es estable, sino que está en permanentemente cambio, por la llegada, el crecimiento y la partida de los hijos, como consecuencia del denominado ciclo de vida familiar.

En consecuencia, una familia saludable debe lograr una adaptación exitosa a los desafíos del desarrollo propios de cada etapa del ciclo de vida familiar, superando los problemas y dificultades que cada una de ellas le imprima a la vida en familia.

 
     

 

 

     

Municipios Saludables

Una Estrategia para Promocionar la Salud

¿Qué es un Municipio Saludable?  

Un Municipio Saludable es aquel en el que sus autoridades, instituciones, organizaciones públicas y sociedad civil, se esfuerzan por mejorar las condiciones de vida, vivienda, educación, alimentación, trabajo y cultura de la población, en relación armoniosa con su entorno, fortaleciendo lazos de solidaridad y equidad.

Los Municipios Saludables contribuyen a crear condiciones favorables para desarrollar acciones de Promoción de la salud a partir del compromiso de los alcaldes, autoridades regionales y de otros sectores públicos de la localidad con la finalidad de generar comunidades saludables mediante políticas públicas saludables e insertar la salud en las agendas públicas.

¿Cuáles son las características de un Municipio Saludable?

•  Un medio ambiente físico de calidad, limpio y seguro.
•  Un ecosistema estable y conservable.
•  Una comunidad participativa, fuerte y solidaria.
•  La cobertura de las necesidades básicas.
•  Relación y comunicación entre diferentes sectores.
•  Una economía variada y dinámica.
•  Nexos culturales, históricos y biológicos fuertes.
•  Servicios de salud óptimos y accesibles.
•  Buen estado de salud en la comunidad.
•  Decisión política por buscar salud y bienestar.

¿Cómo se trabajará con los municipios?

La Dirección General de Promoción de la Salud a través de la Dirección Ejecutiva Participación Comunitaria está implementando en todo el país el Programa de Municipios y Comunidades Saludables que motivará que cada Dirección de Salud comience el trabajo de sensibilizar a municipios distritales y algunas comunidades donde se desarrollarán diagnósticos participativos que ayuden a identificar problemas y necesidades de salud para incorporarlos a la agenda municipal, y generar proyectos y programas municipales y comunales con acciones de promoción de la salud en: alimentación y nutrición saludable, actividad física, seguridad vial y cultura de tránsito, cultura de buen trato, y según la realidad local se priorizarán acciones vinculadas a la salud materno infantil, prevención de enfermedades transmisibles, entre otros.

De esta manera, los municipios y las comunidades compartirán la responsabilidad de velar por la salud, favoreciendo también la construcción de alianzas estratégicas y la participación ciudadana de la población.

 
     

 

 

 
Promoción de la Alimentación Saludable en Centros Laborales
 
 


Alimentación y salud laboral

Salud y trabajo van unidos y se influyen mutuamente, siendo la alimentación uno de los factores que afectan a nuestra salud es muy importante adaptarla a la actividad laboral para mejorar el rendimiento, la productividad y reducir la fatiga, lo que contribuirá a mantener un cuerpo más sano y un mayor nivel de bienestar y calidad de vida de la persona.

El trabajador debe aprender a combinar y armonizar el consumo de sus alimentos con su vida laboral ya que la actividad física o intelectual repercute en sus requerimientos energéticos y nutritivos. Asimismo, es importante recordar que las necesidades nutritivas varían para cada persona en función a la edad, sexo y otras condicionantes individuales (factores sicológicos) y del entorno en que vive (factores sociales, culturales, económicos y climáticos), que debe tenerse en cuenta a la hora de planificar una correcta alimentación.

Trabajo sedentarios:

Aquellas actividades laborales donde no se realiza esfuerzo físico, las personas por lo general permanecen sentadas todo el día o se desplazan siempre en movilidad como por ejemplo personal de oficina, comerciantes, conductores vehiculares, por lo tanto hay podo desgaste calórico, debiendo considerase su alimentación bajas en calorías especialmente de carbohidratos y grasas.

Trabajos de gran estrés físico o psíquico:

Si el desgaste es principalmente físico, la alimentación debe contener suficientes calorías para compensar el gasto que conlleva la actividad como es el caso de trabajadores de construcción, del campo, de la industria del metal, deportistas profesionales, repartidores, estibadores, etc.

Si el estrés es de tipo psíquico, las necesidades calóricas no son tan elevadas y la dieta debe contener suficiente de todos aquellos nutrientes que se relacionan con un buen funcionamiento del sistema nervioso. En este grupo se encuentran las personas en puestos de responsabilidad, empresarios, directivos, jefes de servicio o de grupo, gerentes, así como el personal que labora en cadena por su trabajo monótono y repetitivo.

Trabajos con horarios especiales:

Aquellas personas que trabajan en turnos u horarios especiales tienen que adaptar su alimentación en función del horario laboral para poder llevar a cabo una alimentación adecuada. En este grupo están los médicos, enfermeras, vigilantes, camareros, personal de la industria química y siderúrgica.

Trabajos que exigen comer fuera de casa:

Muchas personas debido a su actividad laboral no pueden comer en casa y deben hacerlo en comedores o restaurantes, es necesario que obtengan conocimientos básicos sobre alimentación para poder escoger el menú más apropiado y saludable en cada caso.

 
     

 

 

 
La Actividad Física y sus beneficios para la salud
 
 


¿Qué es actividad física? 

Es la acción que realiza una persona y que demanda el aumento del gasto energético producido por el movimiento de los músculos del cuerpo. Se considera como actividad física caminar, subir escaleras, realizar las tareas del hogar o del trabajo, entre otras acciones.

¿Cuáles son los beneficios de la actividad física?  

La actividad física es considerada un comportamiento saludable ya que su práctica produce beneficios a la salud. Diversos estudios han mostrado una relación entre la inactividad física y diversas enfermedades.

Sus beneficios son:

•  Mantenimiento de la densidad ósea y mineral, previniendo la osteoporosis y reduciendo las fracturas. Se ha demostrado que realizar algún tipo de actividad física incrementa la masa ósea en mujeres jóvenes, reduce la perdida de masa ósea en mujeres menopaúsicas, e incrementa la densidad ósea en personas que adolecen de osteoporosis.

•  Nos protege contra enfermedades como la diabetes, obesidad, osteoporosis, ansiedad, depresión, y algunos tipos de cáncer, como el de colon.

•  Mejora nuestra salud mental, al generar menos ansiedad, depresión, y menores niveles de stress.

•  En el plano social, realizar actividad física favorece las relaciones entre las personas; en población escolar regularmente activa se ha encontrado menor consumo de drogas, alcohol y otras conductas negativas.

A continuación, te presentamos algunas recomendaciones que puedes seguir para mantenerte saludable:

Caminar diariamente por lo menos durante de 30 minutos

Uso preferente de las escaleras de los establecimiento y locales públicos si las tuviese y evitar disponer de los ascensores y escaleras mecánicas, salvo que el estado de salud o la seguridad de la persona no le posibilite realizar dicha actividad.

Realizar caminatas al momento de trasladarse o retirarse del lugar de trabajo, de las instituciones educativas.

Ejercicios de estiramiento

Durante la jornada diaria, realizar por lo menos 5 minutos de ejercicios que dispongan la movilización de las articulaciones del cuerpo, pudiendo realizarlo de manera individual o de manera colectiva durante las labores o en los tiempos de esparcimiento.

Ejercicios de relajación

Favorecer la práctica de ejercicios de relajación en las instalaciones del centro laboral, institución educativa, con la orientación técnica correspondiente.

Recreación activa

Promover actividades deportivas y de recreación durante el año que favorezcan la participación activa de las personas.

Adecuación de la intensidad física de las personas

Orientar a las personas para que accedan a una asesoría de adecuación de la intensidad física según edad, sexo, capacidad física y condición de salud, para establecer un plan de trabajo que considere la intensidad de los programas de ejercicios de las personas.

Práctica de ejercicio semanal

Favorecer la realización de sesiones de ejercicios por lo menos 3 veces a la semana en los tiempos de esparcimiento.

 
     

 

 

 

Programa de Promoción de la Salud en las Instituciones Educativas
 
 


¿Qué es una Institución Educativa Saludable?

Es la que contribuye a mejorar las condiciones de vida y de salud de los alumnos, padres de familia, docentes y comunidad con la participación activa y responsable de los diferentes sectores e instituciones, y que además ha incluido el enfoque de promoción de la salud en su proyecto educativo institucional.

¿En qué consiste el Programa de Promoción de la Salud en las Instituciones Educativas?

El Programa de Promoción de la Salud en las Instituciones Educativas es un documento técnico que establece los lineamientos, metodología y evaluación de las acciones de promoción de la salud en las instituciones educativas,

El objetivo principal es fortalecer las acciones de Promoción de la salud en las instituciones educativas del país, para mejorar la calidad de vida de toda la comunidad educativa. Este programa responde al Convenio entre el Ministerio de Salud y Ministerio de Educación suscrito el año 2002, el cual establece un trabajo coordinado y conjunto entre ambos ministerios.

El desarrollo de la Promoción de la salud en el entorno educativo está dirigido a promover en los miembros de las escuelas la vivencia de una Cultura de la Salud, con responsabilidad y solidaridad; buscando desarrollar las posibilidades de desarrollo de la persona en su familia y comunidad.

Para ello, se proponen líneas de acción que orientarán el plan de trabajo que elaborará y ejecutará cada institución educativa a fin de que contribuyan a la Promoción de la Salud.

Las líneas de acción son:

•  Desarrollo y fortalecimiento de comportamientos para una vida sana.

•  Desarrollo de ambientes favorables de salud y vida.

•  Fortalecimiento del trabajo intersectorial e interinstitucional.

•  Implementación de políticas saludables en el ámbito escolar que promuevan la salud y la vida.

Cabe destacar, que el año 2004 el programa se implementó en 2 400 instituciones educativas de primaria y secundaria a nivel nacional, y se ha programado intervenir en 3 125 instituciones educativas el 2005.

¿Por qué son importantes las instituciones educativas saludables?

Son importantes porque:

1.- Favorecen estilos de vida saludable, fomentando el desarrollo de habilidades para la vida y el ejercicio de la participación democrática.

2.- Contribuyen al desarrollo físico, psíquico, social, emocional y espiritual de los estudiantes.

3.- Promueven relaciones armoniosas entre los miembros de la comunidad educativa y de ésta con su entorno.

4 .- Ayudan a la comunidad a utilizar adecuadamente los servicios de salud.