El derecho a la salud es un derecho humano fundamental consagrado en la Constitución Política del Estado, así como en los Tratados y Convenios Internacionales; salud a la que todas las personas deben tener la posibilidad de acceder. Por eso se está impulsando la modernización del sector hacia la oferta de servicios integrados del sistema de salud, que permitan tener una organización con orden y efectiva.

Durante la última década el resultado final en salud no podía ser más excluyente: los más afectados por la pobreza, los marginados, hacia quienes debían dirigirse los mayores esfuerzos para aliviar su riesgosa condición, permanecieron en la misma situación, la cual afecta su sentido del futuro y su esperanza por una vida digna, manteniendo como uno de los principales problemas de salud la elevada mortalidad materna infantil y desnutrición.

   MATERNIDAD RESPONSABLE
 

Persisten en la población importantes barreras al acceso a los servicios de salud. Aproximadamente un 20% de la población del país tiene posibilidades de acceder a los servicios del seguro social, sólo el 12% accede a los servicios privados y 3% es atendido por la Sanidad de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de la Policía Nacional del Perú (PNP). El 40% depende de los servicios del Ministerio de Salud y se estima que un 25% del total no tiene posibilidades de acceder a ningún tipo de servicio de salud.

En el Perú cada día 2 mujeres mueren por complicaciones durante el embarazo, parto y puerperio, 856 mujeres sufren complicaciones del embarazo.

La mortalidad materna es uno de los indicadores que en las últimas décadas se redujo de 400 a 185 x 100,000 nacidos vivos en el país (la última cifra corresponde al Endes 2000). A pesar de ello es una de las más altas de América Latina.

Las principales causas de mortalidad materna son las siguientes: 1.- Hemorragia (47%), Otras (19%), Infección (15%), Hipertensión Inducida por el Embarazo (12%), Aborto (5%), TBC(1%) y Parto Obstruido (1%)
- Ministerio de Salud 2001-

Existen gran diferencia entre el número de muertes que ocurren en el ámbito urbano (203) y el ámbito rural (448) (ENDES 2000); hay una inversión en comparación a la proporción entre las poblaciones urbana y rural. Durante el año 2001 se registraron un total de 612 muertes maternas -Ministerio de Salud 2001-.

La probabilidad de morir por causas maternas es dos veces mayor para las mujeres del área rural en comparación con las mujeres del área urbana.

El tiempo en que se producen las muertes maternas según los registros al año 2000 es de 25% durante el embarazo, 50% dentro de las primeras 24 horas postparto, 20% del 2ª al 7ª día postparto y el 5% desde la 2ª a 6ª semana postparto.

Aquellos países con similar ingreso per cápita que el Perú tienen tasas de mortalidad materna mucho menores: la cuarta parte en Colombia, y la quinta parte en Costa Rica y Cuba.

Persiste la brecha entre el control pre-natal y la atención del parto institucional.

Existen diversos estudios que nos indican el por qué las personas no se acercan a los establecimientos de salud para recibir atención materna-infantil, mostrándonos como primera causa el costo en el 40.6 %, temor 29.3 % , trato recibido 20.4%, tiempo de espera 14.8 %, vergüenza 10.8% y distancia 8.1%.

Como respuesta a todos estos antecedentes se inicia la semana de la Maternidad saludable y segura, estrategia que busca disminuir las muertes materno perinatales y mejorar los indicadores en el Perú y en la región que continúan siendo altas. Teniendo como enfoque la Atención Integral de la Salud Materna y un Modelo de Atención Integral.

Para lograr la promoción del control pre natal y atención institucional del parto a todas las mujeres embarazadas, se convoca una alianza estratégica:

  1. De participación de la comunidad para la notificación de gestantes (autoridades, promotores de salud) y una nueva cultura de atención del personal de salud.

  2. De calidez y calidad en la atención de salud para lograr la confianza de lapoblación.

  3. Del Seguro Integral de Salud.

Dentro de los objetivos especificos 2001-2006 y resultados esperados para la mortalidad materna, especialmente en los sectores más pobres es de menos de 100 x 100,000 nacidos vivos al año 2006 y menos de 50 x 100,000 nacidos vivos al año 2012.

Por lo que el Ministerio de Salud ha asumido el compromiso de reducir la mortalidad materna, mejorar la cobertura con calidad en los servicios "casas de espera", procurar la atención oportuna de las emergencias y complicaciones en todos los niveles de atención y promover la participación de la sociedad civil y la comunidad, en coherencia con el respeto a la vida y a los derechos fundamentales de la madre y el niño por nacer.

     


Maternidad Saludable y Segura: Derecho de toda mujer

El embarazo y el parto son procesos fisiológicos normales y la mayoría de ellos concluyen con resultados positivos. Sin embargo, todos los embarazos representan algún riesgo para la madre y el bebé; por ello es importante prevenir, detectar y tratar las complicaciones a tiempo, antes de que se conviertan en emergencias con amenaza para la vida de la madre y su bebé.

¿Para qué sirven los controles del embarazo?

  • Para que sepas cómo está tu salud y si tu bebito está creciendo bien.
  • Para que sepas la fecha aproximada del parto.
  • Para que sepas si existe algún peligro y puedas prevenir cualquier sufrimiento o dificultad durante el parto.


Un embarazo feliz debe terminar en un parto feliz...
¡Acude a tus controles!



  • Del primero al sexto mes: 1 control mensual.
  • Del sétimo al octavo mes: 1 control cada 15 días.
  • Al noveno mes: 1 control cada 7 días


En el servicio de salud te atenderá personal capacitado:
  • Te controlan el peso y la presión arterial.
  • Te miden la barriga y ven como va creciendo tu bebe.

  • Te hacen análisis de sangre.
  • Te colocan una vacuna contra el tétano.

  • Te brindan consejos sobre tu alimentación, ejercicios y otros cuidados.



Luego del parto también debes acudir al Establecimiento de Salud, para controlar la salud de tu bebé

  • Control de peso y talla del bebé.

  • Examen físico para ver si tiene algún signo o síntoma de alarma.
  • Vacunas para protegerlo durante sus primeros años de vida.

  • Recibirás orientación sobre la alimentación del bebé. Durante los primeros 6 meses tu bebé debe ser alimentado sólo con leche materna.

La lactancia materna tiene ventajas para tí y para el bebé:

  1. Es el alimento especial y perfecto.
  2. Es la que mejor alimenta a tu bebé.
  3. Lo protege contra las enfermedades, sobre todo infecciosas.
  4. Es el alimento especial y perfecto.
  5. No le provoca alergias.
  6. Lo hace crecer sano y fuerte.
  7. Sólo tienes que alimentarte bien, es más económica.

Adecuada nutrición durante el embarazo

Procura

  • Comer menestras como lentejas y frijoles
  • Trata de comer pescado, pollo o alguna carne diariamente.
  • Tomar leche y comer alimentos que la contengan, en caso que no haga daño ni te produzca gases.
  • Aliméntate con verduras y frutas
  • Toma agua y jugos de frutas
  • Come cosas sanas y alimenticias


Evita

  • Las comidas muy aderezadas y el ají
  • Las bebidas alcohólicas
  • Fumar y/o estar cerca de las personas que fuman

Cuidados durante el embarazo

CUIDADO PRE NATAL

  • En la consulta, conversarán sobre como te sientes y que necesitas
  • Te pesaran en una balanza
  • Te medirán la presión
  • Escucharán los latidos del bebé

EJERCICIOS

  • Si gozas de buena salud no tienes por qué alterar tus actividades diarias.
  • Puedes seguir trabajando, siempre que no afecte tu salud.
  • Evita cargar objetos o cosas pesadas.
  • Te recomendamos hacer ejercicios ligeros como caminar.
    Pregunta al médico y la Obstetriz cuando comenzarás con tus ejercicios, los que te ayudarán a tener un parto sin temor.
  • El médico y la Obstetriz están dispuestos a ayudarte en todo lo que necesites.
Signos de alarma durante el embarazo

  • Si tienes fuerte dolor de cabeza o zumbido en el oído
  • Visión borrosa con puntos de lucecitas
  • Nauseas y vómitos frecuentes
  • Disminución o ausencia de movimientos del niño.
  • Palidez marcada
  • Hinchazón de pies, manos, cara
  • Pérdida de líquido o sangre por la vagina o genitales
  • o Aumentas más de dos kilos por semana
En cualquiera de estos casos, tu vida y la del niño que llevas en tu vientre, están en peligro.
¡Acude de inmediato al establecimiento de salud más cercano!

Signos de alarma durante el parto


  • Sale líquido de la matriz por tus partes porque la fuente se ha roto antes que comiencen las contracciones o dolores del parto.
  • El cordón, una mano o el pie sales antes que la cabeza del niño.
  • Los dolores del parto son muy frecuentes y duran más de 12 horas en el primer parto o más de 8 horas en el segundo o siguientes partos y aún no das a luz.
  • El cordón, una mano o el pie sales antes que la cabeza del niño
  • Los dolores del parto son muy frecuentes y duran más de 12 horas en el primer parto o más de 8 horas en el segundo o siguientes partos y aún no das a luz

No pierda el tiempo, lleve a la madre al hospital más cercano.

Después del parto

  • Tienes sagrado abundante.
  • Ardor y molestias para orina.
  • Fiebre, escalofríos.
  • Descensos mal olientes.
  • Hinchazón y dolor de mamas con fiebres.

Para un buen descanso

Para combatir el insomnio, no es recomendable que hagas ejercicios a la noche, eso te excita en lugar de relajarte a la hora de dormir. Es muy importante que duermas bien para no sentirte agotada, de mal humor o tensa durante el día. La falta de sueño se nota en tu rostro y repercute nocivamente en tu cuerpo. Para sentirte bien, tienes que dormir entre siete o nueve horas diarias en forma profunda, no interrumpida, durante la noche.

Evita por todos los medios las bebidas o productos que contienen cafeína: desde el café hasta las gaseosas, el chocolate y las píldoras para adelgazar o calmantes, ya que interfieren con el sueño y actúan como diurético lo cual va a hacer que te levantes varias veces por la noche para ir al baño.

No comas demasiado en la noche, ya que tu cuerpo necesita mucha energía para hacer la digestión y no te permitirá dormir en forma profunda.

Trata de ir a dormir a la misma hora todas las noches; si varias tu rutina te resultará difícil conciliar el sueño.