Inicio/Su Salud es Primero/Familia y Entorno Saludable/Promoción en Centros Laborales
Ir Atrás
Familias y Entorno Saludable
martes, 19 de septiembre del 2017

Promoción de la Alimentación Saludable en Centros Laborales

Alimentación y salud laboral

Salud y trabajo van unidos y se influyen mutuamente, siendo la alimentación uno de los factores que afectan a nuestra salud es muy importante adaptarla a la actividad laboral para mejorar el rendimiento, la productividad y reducir la fatiga, lo que contribuirá a mantener un cuerpo más sano y un mayor nivel de bienestar y calidad de vida de la persona.

El trabajador debe aprender a combinar y armonizar el consumo de sus alimentos con su vida laboral ya que la actividad física o intelectual repercute en sus requerimientos energéticos y nutritivos. Asimismo, es importante recordar que las necesidades nutritivas varían para cada persona en función a la edad, sexo y otras condicionantes individuales (factores sicológicos) y del entorno en que vive (factores sociales, culturales, económicos y climáticos), que debe tenerse en cuenta a la hora de planificar una correcta alimentación.

Trabajo sedentarios:

Aquellas actividades laborales donde no se realiza esfuerzo físico, las personas por lo general permanecen sentadas todo el día o se desplazan siempre en movilidad como por ejemplo personal de oficina, comerciantes, conductores vehiculares, por lo tanto hay podo desgaste calórico, debiendo considerase su alimentación bajas en calorías especialmente de carbohidratos y grasas.

Trabajos de gran estrés físico o psíquico:

Si el desgaste es principalmente físico, la alimentación debe contener suficientes calorías para compensar el gasto que conlleva la actividad como es el caso de trabajadores de construcción, del campo, de la industria del metal, deportistas profesionales, repartidores, estibadores, etc.

Si el estrés es de tipo psíquico, las necesidades calóricas no son tan elevadas y la dieta debe contener suficiente de todos aquellos nutrientes que se relacionan con un buen funcionamiento del sistema nervioso. En este grupo se encuentran las personas en puestos de responsabilidad, empresarios, directivos, jefes de servicio o de grupo, gerentes, así como el personal que labora en cadena por su trabajo monótono y repetitivo.

Trabajos con horarios especiales:

Aquellas personas que trabajan en turnos u horarios especiales tienen que adaptar su alimentación en función del horario laboral para poder llevar a cabo una alimentación adecuada. En este grupo están los médicos, enfermeras, vigilantes, camareros, personal de la industria química y siderúrgica.

Trabajos que exigen comer fuera de casa:

Muchas personas debido a su actividad laboral no pueden comer en casa y deben hacerlo en comedores o restaurantes, es necesario que obtengan conocimientos básicos sobre alimentación para poder escoger el menú más apropiado y saludable en cada caso.


Documento sin título