BAYER S.A.
Lima - Perú
Av. Paseo de la República 3074 Piso 10, San Isidro
Tel: 211-3800
Fax: 4227267
www.bayerandina.com


CIPROXINA
Tabletas

CIPROFLOXACINO


COMPOSICIÓN
CIPROXINA® 250: Cada TABLETA contiene: 291 mg de clorhidrato de ciprofloxacino, equivalentes a 250 mg de ciprofloxacino.

CIPROXINA® 500: Cada TABLETA contiene: 583 mg de clorhidrato de ciprofloxacino, equivalentes a 500 mg de ciprofloxacino.

CIPROXINA® 750: Cada TABLETA contiene: 874,5 mg de clorhidrato de ciprofloxacino, equivalentes a 750 mg de ciprofloxacino.
Excipientes: c.s.p. una tableta.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
ACCIÓN FARMACOLÓGICA: El ciprofloxacino es un agente antibacteriano sintético de amplio espectro.
El ciprofloxacino es eficaz in vitro frente a prácticamente todos los agentes patógenos gramnegativos, incluyendo Pseudomonas aeruginosa. También es activo frente a agentes patógenos grampositivos como estafilococos y estreptococos. Los anaerobios resultan generalmente menos susceptibles.
La acción bactericida del ciprofloxacino es rápida, tanto en la fase de proliferación como en la fase de reposo.
Durante la fase de proliferación de una bacteria, los cromosomas se enrollan y desenrollan parcialmente. La enzima denominada ADN-girasa ejerce una función decisiva en este proceso. El ciprofloxacino inhibe la ADN-girasa de forma que, al resultar imposible la lectura de información vital del cromosoma bacteriano, se interrumpe el metabolismo bacteriano.
La resistencia al ciprofloxacino se desarrolla despacio y por fases (tipo fase múltiple).
El desarrollo de resistencia mediada por plásmidos parecida a la que se produce con antibióticos ß-lactámicos, aminoglucósidos y tetraciclinas no se ha observado con el ciprofloxacino. Es de interés clínico que las bacterias portadoras de plásmidos también son sensibles al ciprofloxacino.
Debido a su especial modo de acción, el ciprofloxacino no presenta resistencia paralela general a otros grupos de principios activos importantes, químicamente distintos, como antibióticos ß-lactámicos, aminoglucósidos, tetraciclinas, antibióticos macrólidos o péptidos, sulfonamidas y derivados de trimetoprim o nitrofurano. En su área de indicación, el ciprofloxacino es completamente eficaz frente a patógenos resistentes a los grupos de antibióticos arriba mencionados.
En el grupo de inhibidores de la girasa se observa resistencia paralela. Sin embargo, debido a la alta sensibilidad de la mayoría de microorganismos al ciprofloxacino, la resistencia paralela es menos pronunciada con este fármaco. Así pues, el ciprofloxacino es a menudo eficaz frente a patógenos resistentes a inhibidores menos eficaces de la girasa.
Dada su estructura química, el ciprofloxacino es totalmente activo frente a gérmenes productores de ß-lactamasas.
El ciprofloxacino puede utilizarse en combinación con otros antibióticos. Los estudios in vitro con patógenos generalmente sensibles, realizados utilizando ciprofloxacino en combinación con antibióticos ß-lactámicos y aminoglucósidos, han revelado efectos básicamente aditivos o indiferentes; los aumentos sinérgicos en eficacia fueron relativamente infrecuentes y los efectos antagónicos muy raros.

Entre los posibles fármacos de combinación se incluyen:
Para pseudomonas: Azlocilina, ceftacidima.
Para estreptococos: Mezlocilina, azlocilina, otros antibióticos ß-lactámicos eficaces.
Para estafilococos: Antibióticos ß-lactámicos, especialmente isoxazolilpenicilinas, vancomicina.
Para anaerobios: Metronidazol, clindamicina.
Ántrax por inhalación - información adicional.
Las concentraciones séricas de ciprofloxacino alcanzadas en los seres humanos sirven como un punto final sustituto que con probabilidad razonable podrá predecir el beneficio clínico y proporcionar las bases para esta indicación.

INDICACIONES
Adultos:
Infecciones complicadas y no complicadas causadas por patógenos sensibles al ciprofloxacino:
• Infecciones de las vías respiratorias
• En el tratamiento de pacientes ambulatorios con neumonía debida a Pneumococcus, el ciprofloxacino no debe emplearse como fármaco de primera elección. El ciprofloxacino se considera un tratamiento aconsejable para neumonías causadas por Klebsiella, Enterobacter, Proteus, E. coli, Pseudomonas, Haemophilus, Branhamella, Legionella y Staphylococcus.
• Infecciones del oído medio (otitis media), de los senos paranasales (sinusitis), especialmente si están causadas por organismos gramnegativos, incluyendo Pseudomonas o Staphylococcus.
• Infecciones oculares.
• Infecciones renales y/o del tracto urinario eferente.
• Infecciones de los órganos genitales, incluyendo anexitis, gonorrea, prostatitis.
• Infecciones de la cavidad abdominal (p. ej., infecciones del tracto gastrointestinal o de las vías biliares, peritonitis).
• Infecciones de la piel y tejidos blandos.
• Infecciones osteoarticulares.
• Sepsis.
• Infecciones o riesgo inminente de infección (profilaxis) en pacientes cuyo sistema inmunológico se halla debilitado (p. ej., pacientes en tratamiento con inmunosupresores o que padecen neutropenia).
• Descontaminación intestinal selectiva en pacientes inmunodeprimidos.
Según investigaciones in vitro, los siguientes patógenos pueden considerarse sensibles:
E. coli, Shigella, Salmonella, Citrobacter, Klebsiella, Enterobacter, Serratia, Hafnia, Edwardsiella, Proteus (indol-positivo e indol-negativo), Providencia, Morganella, Yersinia; Vibrio, Aeromonas, Plesiomonas, Pasteurella, Haemophilus, Campylobacter, Pseudomonas, Legionella, Neisseria, Moraxella, Acinetobacter, Brucella; Staphylococcus, Listeria, Corynebacterium, Chlamydia.
El ciprofloxacino ha demostrado ser activo contra el Bacillus anthracis tanto in vitro como usando los niveles plasmáticos como marcadores de sustitución.
Los siguientes patógenos presentan grados variables de sensibilidad:
Gardnerella, Flavobacterium, Alcaligenes, Streptococcus agalactiae, Enterococcus faecalis, Streptococcus pyogenes, Streptococcus pneumoniae, Viridans group streptococci, Mycoplasma hominis, Mycobacterium tuberculosis y Mycobacterium fortuitum.
Los siguientes patógenos son generalmente resistentes: Enterococcus faecium, Ureaplasma urealyticum, Nocardia asteroides.
Salvo algunas excepciones, los anaerobios resultan moderadamente sensibles, p. ej., Peptococcus, Peptostreptococcus, o resistentes, p. ej., Bacteroides.
El ciprofloxacino es ineficaz frente a Treponema pallidum.

Niños: El ciprofloxacino se puede usar en niños para tratamientos de segunda o tercera línea en infecciones complicadas del tracto urinario y pielonefritis por E. coli (rango de edad aplicado en los estudios clínicos: 1-17 años), así como para el tratamiento de la exacerbación pulmonar aguda de la fibrosis quística, asociada con P. aeruginosa (rango de edad aplicado en los estudios clínicos: 5-17 años).
No se recomienda su uso en patologías diferentes a infecciones complicadas del tracto urinario, pielonefritis y ántrax por inhalación (posexposición).
Sólo se debe iniciar el tratamiento luego de una evaluación cuidadosa del riesgo/beneficio, debido a posibles eventos adversos relacionados con las articulaciones y/o los tejidos circundantes.
Los estudios clínicos con niños fueron realizados en las indicaciones enumeradas arriba. La experiencia clínica en otras indicaciones es limitada.
Ántrax por inhalación (tras la exposición) en adultos y niños: para reducir el avance de la enfermedad tras la exposición al Bacillus anthracis pulverizado.

CONTRAINDICACIONES Y ADVERTENCIAS
CONTRAINDICACIONES: El ciprofloxacino está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida al mismo o a otra quinolona terapéutica.
La administración concurrente de ciprofloxacino y tizanidina está contraindicada, porque se puede presentar un aumento indeseable de las concentraciones séricas de la tizanidina, asociado con efectos secundarios clínicamente relevantes inducidos por ésta última (hipotensión, somnolencia, sopor).

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS ESPECIALES
ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES PARA SU ADMINISTRACIÓN

Uso pediátrico: Al igual que otros fármacos de este tipo, se ha demostrado que el ciprofloxacino causa artropatía en las articulaciones que soportan peso de los animales inmaduros. El análisis de los datos de seguridad disponibles sobre el uso de ciprofloxacino en pacientes menores de 18 años, la mayoría de los cuales tenía fibrosis quística, no ha revelado evidencia de lesión articular o cartilaginosa relacionada con el fármaco. No se recomienda el uso de ciprofloxacino para indicaciones diferentes al tratamiento de la exacerbación pulmonar aguda de la fibrosis quística debida a infección por P. aeruginosa (niños de 5-17 años de edad), infecciones complicadas del tracto urinario y pielonefritis por E. coli (niños de 1-17 años de edad) y ántrax por inhalación (posexposición). Para otras indicaciones la experiencia clínica es limitada.

Citocromo P450: Se sabe que el ciprofloxacino en un inhibidor moderado de las enzimas CYP 450 1A2. Hay que tener precaución al administrar concomitantemente otros medicamentos que son metabolizados por la misma vía enzimática (p. ej., teofilina, metilxantinas, cafeína.) Se puede observar un aumento de las concentraciones plasmáticas con efectos secundarios específicos del medicamento debido a la inhibición de su depuración metabólica causada por el ciprofloxacino (ver Interacciones).

Sistema gastrointestinal: En el caso de diarrea grave y persistente, durante o después del tratamiento, debe consultarse al médico dado que este síntoma puede enmascarar una enfermedad intestinal grave (colitis pseudomembranosa de riesgo vital con posible desenlace fatal) que requiera tratamiento urgente. En tal caso se debe interrumpir el tratamiento con ciprofloxacino e iniciar una terapia adecuada (p. ej., vancomicina, por vía oral, 4 x 250 mg/día). Están contraindicados los fármacos antiperistálticos.
Puede producirse un aumento temporal de transaminasas, fosfatasa alcalina o ictericia colestática, especialmente en pacientes con lesión hepática previa.

Sistema nervioso: Debido a la posible aparición de efectos secundarios relacionados con el sistema nervioso central en pacientes con antecedentes de crisis epilépticas o con historial de trastornos del sistema nervioso central (p. ej., bajo umbral convulsivo, historial clínico de trastornos convulsivos, riego sanguíneo cerebral reducido, alteración orgánica cerebral o accidente vascular cerebral), ciprofloxacino sólo debe utilizarse cuando los beneficios del tratamiento se consideren superiores a los riesgos.
En determinadas ocasiones, las reacciones del sistema nervioso central se producen desde la primera administración de ciprofloxacino. El paciente depresivo o psicótico puede excepcionalmente llegar incluso a autolesionarse. En estos casos, debe interrumpirse el tratamiento con ciprofloxacino e informar inmediatamente al facultativo.

Hipersensibilidad: En aquellos casos en que se produzca hipersensibilidad y reacciones alérgicas desde la primera administración, debe informarse inmediatamente al médico.
Las reacciones anafilácticas o anafilactoides pueden evolucionar excepcionalmente, a veces desde la primera administración, a shock con riesgo para la vida del paciente. En estos casos, debe interrumpirse el tratamiento con ciprofloxacino y se requiere tratamiento médico (p. ej., tratamiento del shock).

Sistema musculoesquelético: Ante cualquier síntoma de tendinitis (p. ej., tumefacción dolorosa), debe suspenderse la administración de ciprofloxacino, evitar el ejercicio físico y consultar al médico.
Se ha observado rotura del tendón (en su mayoría del tendón de Aquiles) principalmente en ancianos tratados previamente con glucocorticoides.

Piel y tejidos blandos: Se ha demostrado que el ciprofloxacino produce reacciones de fotosensibilidad. Los pacientes en tratamiento con ciprofloxacino deben evitar la exposición directa y prolongada al sol o a la luz ultravioleta. Si se produce fotosensibilización (p. ej., reacciones cutáneas similares a quemaduras solares) deberá interrumpirse el tratamiento.

Capacidad para conducir y utilizar maquinaria: La administración de ciprofloxacino, incluso en la dosis exacta prescrita, puede afectar la velocidad de reacción llegando a alterar la capacidad de conducir vehículos o manejar máquinas. Esta alteración se incrementa con la ingesta simultánea de alcohol.

EFECTOS ADVERSOS
REACCIONES ADVERSAS: Reacciones adversas más frecuentes obtenidas en el conjunto de estudios clínicos realizados con ciprofloxacino (oral, parenteral) clasificadas por sistema anatómico y terminología (n = 41151 pacientes)

Tasa de incidencia =1% <10%: Náuseas, diarrea; erupciones cutáneas (rash).

Tasa de incidencia =0,1% <1%: Dolor abdominal, moniliasis, astenia (sensación general de debilidad, cansancio); aumento de la SGOT, aumento de la SGPT, vómitos, dispepsia, trastorno hepático, aumento de la fosfatasa alcalina, anorexia, flatulencia, bilirrubinemia; eosinofilia, leucopenia; aumento de la creatinina, aumento del BUN (urea); artralgia (dolor articular); cefalea, vértigo, insomnio, agitación, confusión; prurito, erupción maculopapular, urticaria; alteración del gusto.

Tasa de incidencia =0,01% < 0,1%: Dolor, dolor en las extremidades, dolor de espalda, dolor en el pecho; taquicardia, migraña, síncope (desmayo), vasodilatación (sofocos), hipotensión; moniliasis (oral), ictericia, ictericia colestática, colitis pseudomembranosa; anemia, leucopenia (granulocitopenia), leucocitosis, niveles de protrombina alterados, trombocitopenia, trombocitemia (trombocitosis); reacción alérgica, fiebre medicamentosa, reacción anafilactoide (anafiláctica); edema (periférico, vascular, facial), hiperglucemia; mialgia (dolor muscular), alteraciones articulares (tumefacción de las articulaciones); alucinaciones, sudoración, parestesia (paralgesia periférica), ansiedad, pesadillas, depresión, temblor, convulsiones, hipestesia; disnea, edema laríngeo; reacción de fotosensibilidad; tinnitus, sordera transitoria (especialmente en frecuencias altas), visión anormal (alteraciones visuales), diplopía, cromatopsia, pérdida del gusto (alteración del gusto); insuficiencia renal aguda, función renal alterada, moniliasis vaginal, hematuria, cristaluria, nefritis intersticial.

Tasa de incidencia <0,01%: Vasculitis (petequias, ampollas hemorrágicas, pápulas, formación de costras); moniliasis (gastrointestinal), hepatitis; anemia hemolítica; shock (anafiláctico; de riesgo vital), erupciones cutáneas con prurito; incremento
de la amilasa, incremento de la lipasa; miastenia; convulsiones de gran mal, marcha anormal (inestable); petequias, eritema multiforme (menor), eritema nudoso.
Reacciones adversas más frecuentes obtenidas de informes espontáneos y clasificadas por sistema anatómico y terminología derivadas de la exposición de los pacientes (n = 7790 casos notificados).

Tasa de incidencia < 0,01%: Necrosis hepática (muy raramente evolucionando a fallo hepático con riesgo para la vida del paciente), colitis pseudomembranosa de riesgo vital con posible desenlace fatal, pancreatitis; petequias (hemorragias cutáneas interrumpidas), pancitopenia, agranulocitosis, pancitopenia (riesgo mortal), depresión medular (riesgo mortal); tendinitis (en su mayoría aquilotenditinitis); rotura total o parcial del tendón (en su mayoría de tendón de Aquiles), exacerbación de los síntomas de miastenia grave; psicosis, hipertensión intracraneal, ataxia, hiperestesia, hipertonía, contracciones nerviosas; síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica (síndrome de Lyell), erupción fija; reacción tipo enfermedad del suero; parosmia (alteración del olfato), anosmia (generalmente reversible tras interrupción del tratamiento).

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS
INTERACCIONES: La administración simultánea de ciprofloxacino (oral) y medicamentos que contengan cationes multivalentes y suplementos minerales (p,ej. calcio, magnesio, aluminio, hierro), sucralfato o antiácidos y fármacos altamente tamponados (p. ej., antirretrovirales) que contengan magnesio, aluminio o calcio reduce la absorción del ciprofloxacino. Por consiguiente, el ciprofloxacino deberá administrarse bien 1-2 horas antes bien al menos 4 horas después de la ingestión de dichos preparados.
Esta restricción no se aplica a los antiácidos pertenecientes al tipo de los bloqueantes del receptor H2.
Deberá evitarse la administración conjunta de productos lácteos o bebidas enriquecidas con minerales (p. ej., leche, yogur, zumo de naranja enriquecido con calcio) y ciprofloxacino ya que podría reducirse la absorción del ciprofloxacino. Sin embargo, el calcio contenido en la dieta como parte de los alimentos no afecta de modo significativo a la absorción del ciprofloxacino.
La administración concomitante de ciprofloxacino y omeprazol conlleva una ligera reducción de la Cmáx. y la AUC del ciprofloxacino.
La administración conjunta de ciprofloxacino y teofilina puede producir un aumento no deseado en los niveles séricos de teofilina. Esto puede conllevar efectos secundarios inducidos por la teofilina, que en raras ocasiones pueden comportar riesgo vital o resultados fatales. Si el uso conjunto de ambos productos es inevitable, deben comprobarse los niveles séricos de teofilina y reducir adecuadamente su dosificación.
Estudios en animales han demostrado que la combinación de dosis elevadas de quinolonas (inhibidores de las girasas) y determinados agentes antiinflamatorios no esteroides (excepto el ácido acetilsalicílico) pueden provocar convulsiones.
Se ha observado un aumento pasajero de la concentración sérica de creatinina cuando se administran simultáneamente ciprofloxacino y ciclosporina. Por lo tanto, es necesario realizar un control frecuente de las concentraciones séricas de creatinina en estos pacientes (dos veces por semana).
La administración simultánea de ciprofloxacino y warfarina puede intensificar el efecto de ésta.
En determinados casos, la administración conjunta de ciprofloxacino y glibenclamida puede intensificar el efecto de ésta (hipoglucemia).
El probenecid interfiere en la secreción renal del ciprofloxacino. La administración conjunta de probenecid y ciprofloxacino aumenta las concentraciones séricas de ciprofloxacino.
La excreción tubular renal del metotrexato puede verse inhibida por la administración concomitante de ciprofloxacino, resultando de ello niveles plasmáticos elevados de metotrexato, lo cual podría conllevar un mayor riesgo de reacciones tóxicas asociadas al metotrexato. Por tanto, habrá que controlar cuidadosamente a los pacientes en tratamiento con metotrexato cuando esté indicado un tratamiento concomitante con ciprofloxacino.
La metoclopramida acelera la absorción del ciprofloxacino (oral) de manera que las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan con mayor rapidez. No se ha observado ningún efecto sobre la biodisponibilidad del ciprofloxacino.
En un estudio clínico con individuos sanos se presentó un aumento en las concentraciones séricas de la tizanidina (aumento de la Cmáx.: de 7 veces, rango: de 4 a 21 veces: incremento del AUC: de 10 veces, rango de 6 a 24 veces) cuando se administró concomitantemente con ciprofloxacino. En asociación con dicho aumento hubo un efecto hipotensivo y sedante protencializado. No se debe administrar tizanidina junto con ciprofloxacino (ver Contraindicaciones).

Embarazo y lactancia: El ciprofloxacino no debe prescribirse a mujeres embarazadas o en período de lactancia, ya que no se dispone de experiencia sobre la seguridad del fármaco en estos grupos de pacientes y, según estudios en animales, no es posible descartar la posibilidad de que el fármaco cause lesiones en cartílagos articulares de organismos inmaduros.
Los estudios en animales no han demostrado evidencia alguna de efectos teratogénicos (malformaciones).

INCOMPATIBILIDADES
No conocidas a la fecha.

SOBREDOSIFICACIÓN
SOBREDOSIS: En ocasiones, en caso de sobredosis oral aguda, se ha observado toxicidad renal reversible.
Por lo tanto, además de las medidas de emergencia rutinarias, se recomienda controlar la función renal y administrar antiácidos con magnesio o calcio que reduzcan la absorción del ciprofloxacino.
Tras hemodiálisis o diálisis peritoneal sólo se elimina una pequeña cantidad de ciprofloxacino (<10%) del organismo.
Los medicamentos deben mantenerse fuera del alcance de los niños.
Venta con receta médica.
Las tabletas de CIPROXINA® no deben utilizarse después de la fecha de caducidad.

VIA DE ADMINISTRACIÓN
MÉTODO DE ADMINISTRACIÓN
Las tabletas deben ingerirse enteros acompañados de un poco de líquido.
Pueden tomarse fuera de las horas de comida.
Si se toma con el estómago vacío, el principio activo se absorbe más rápidamente. En este caso, las tabletas o la suspensión no deben tomarse junto con productos lácteos ni con bebidas enriquecidas con minerales (p. ej., leche, yogur, zumo de naranja enriquecido con calcio). Sin embargo, el calcio contenido en la dieta como parte de los alimentos no afecta de modo significativo a la absorción del ciprofloxacino.
En caso de que el paciente fuera incapaz de ingerir los comprimidos debido a la gravedad de la enfermedad o a otros motivos, se recomienda iniciar el tratamiento con la forma intravenosa de ciprofloxacino. Tras la administración intravenosa puede continuarse el tratamiento con ciprofloxacino oral.

DOSIFICACIÓN Y POSOLOGIA

POSOLOGÍA Y MÉTODO DE ADMINISTRACIÓN
Adultos: Salvo prescripción médica distinta, se recomienda seguir las siguientes pautas de dosis:

 

Tabletas

Infección de las vías respiratorias (según la gravedad y el organismo)

2 x 250-500 mg

Infección del tracto urinario
Aguda, no complicada
Cistitis en mujeres (antes de la menopausia)
Complicada

 

De 2 x 125 mg a 1-2 x 250 mg
Dosis única de 250 mg

2 x 250-500 mg

Gonorrea
Extragenital
Aguda, no complicada

 

2 x 125 mg
Dosis única de 250 mg

Diarrea

1-2 x 500 mg

Otras infecciones
(ver Indicaciones)

2 x 500 mg

Infecciones especialmente graves con riesgo vital, p.ej.:
Neumonía estreptocócica
Infecciones recurrentes en fibrosis quística
Infecciones osteoarticulares
Septicemia
Peritonitis
En concreto, en presencia de pseudomonas, estafilococos o estreptococos

 


2 x 750 mg

Carbunco por inhalación (tras la exposición)

2 x 500 mg


Ancianos: Los pacientes de edad avanzada deben recibir una dosis lo más baja posible según la gravedad de su enfermedad y el aclaramiento de creatinina.
Niños:
Fibrosis quística: Datos clínicos y farmacocinéticos respaldan el uso de ciprofloxacino en pacientes pediátricos que sufren fibrosis quística (de 5-17 años de edad) con exacerbación pulmonar aguda asociada con infección por P. aeruginosa, en una dosis de 20 mg/kg por vía oral, dos veces al día (dosis diaria máxima 1500 mg) o 10 mg/kg I.V., tres veces al día (dosis diaria máxima 1200 mg).
Infecciones complicadas del tracto urinario y pielonefritis: Para las infecciones complicadas del tracto urinario o pielonefritis la dosis es de 6 a 10 mg/kg I.V. cada 8 horas, con un máximo de 400 mg por dosis, o 10 a 20 mg/kg por vía oral cada 12 horas, con un máximo de 750 mg por dosis.

MÉTODO DE ADMINISTRACIÓN
Las tabletas deben ingerirse enteros acompañados de un poco de líquido.
Pueden tomarse fuera de las horas de comida.
Si se toma con el estómago vacío, el principio activo se absorbe más rápidamente. En este caso, las tabletas o la suspensión no deben tomarse junto con productos lácteos ni con bebidas enriquecidas con minerales (p. ej., leche, yogur, zumo de naranja enriquecido con calcio). Sin embargo, el calcio contenido en la dieta como parte de los alimentos no afecta de modo significativo a la absorción del ciprofloxacino.
En caso de que el paciente fuera incapaz de ingerir los comprimidos debido a la gravedad de la enfermedad o a otros motivos, se recomienda iniciar el tratamiento con la forma intravenosa de ciprofloxacino. Tras la administración intravenosa puede continuarse el tratamiento con ciprofloxacino oral.
DURACIÓN DEL TRATAMIENTO
Adultos: La duración del tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad, la respuesta clínica y los hallazgos bacteriológicos. Resulta esencial prolongar el tratamiento durante por lo menos 3 días tras la desaparición de la fiebre o los síntomas clínicos. Duración media del tratamiento:
• 1 día para gonorrea y cistitis agudas no complicadas.
• Hasta 7 días para infecciones de riñón, tracto urinario y cavidad abdominal.
• El período entero de la fase neutropénica en pacientes cuyas defensas corporales se hallen debilitadas.
• Un máximo de 2 meses para osteomielitis.
• 7-14 días para el resto de infecciones.
En infecciones por estreptococos, el tratamiento debe prolongarse un mínimo de 10 días debido al riesgo de complicaciones tardías.
Las infecciones causadas por clamidias también deben tratarse durante un período mínimo de 10 días.
Niños:
• Fibrosis quística: Para la exacerbación pulmonar aguda de la fibrosis quística asociada con infección por P. aeruginosa en pacientes pediátricos (5-17 años de edad), la duración del tratamiento es de 10-14 días
• Infecciones complicadas del tracto urinario o pielonefritis: Para las infecciones complicadas del tracto urinario o pielonefritis por E. coli. La duración del tratamiento es de 10-21 días.
Ántrax por inhalación (tras la exposición):
• Adultos: administración oral: 500 mg dos veces al día; administración intravenosa: 400 mg I.V. dos veces al día. Ver tabla más arriba.
• Niños: administración oral: 15 mg/kg dos veces al día sin exceder un máximo de 500 mg por dosis (dosis máxima diaria 1000 mg); administración Intravenosa: 10 mg I.V./kg dos veces al día sin exceder un máximo de 400 mg I.V. por dosis (dosis máxima diaria 800 mg).
La administración del medicamento debe comenzar lo más rápido posible tras la sospecha o confirmación de la exposición.
La duración total del tratamiento del carbunco por inhalación (tras la exposición) con ciprofloxacino (I.V. u oral) es de 60 días.
Insuficiencia renal y hepática:
• Función renal alterada
1. Si el aclaramiento de creatinina se halla entre 31 y 60 ml/min/1,73m², o la concentración sérica de creatinina se halla entre 1,4 y 1,9 mg/100 ml, la dosis máxima diaria deberá ser de 1000 mg/día para régimen oral.
2. Si el aclaramiento de creatinina es igual o inferior a 30 ml/min/1,73m², o la concentración sérica de creatinina es igual o superior a 2,0 mg/100 ml, la dosis máxima diaria deberá ser de 500 mg/día para régimen de administración oral.
• Función renal alterada + hemodiálisis.
Dosis como en 1,2; los días de diálisis y después de ésta.
• Función renal alterada + diálisis peritoneal ambulatoria continua.
Administración de comprimidos recubiertos de ciprofloxacino: 1 x 500 mg (o 2 x 250 mg).
• Función hepática alterada.
No precisa ajuste de dosis.
• Funciones renal y hepática alteradas.
Ajuste de dosis como en 1,1 y en 1,2
Niños: No se ha estudiado la dosis para niños con función hepática o renal alterada.

PRESENTACIÓN
CIPROXINA® 250 tabletas: Cajas con 6 y 10 tabletas.
CIPROXINA® 500 tabletas: Cajas con 6 y 50 tabletas.
CIPROXINA® 750 tabletas: Cajas con 6 tabletas.

Perú: Importado por:
BAYER S.A.
Av. Paseo de la República 3074
Piso 10 - San Isidro.