ROEMMERS S.A.
Lima - Perú
Jr. Faustino Sánchez Carrión 425, Magdalena del Mar
Tel: 462-1616
Fax: 462-0999


BENZETACIL L-A
Ampollas inyectables

BENCILPENICILINA BENZATINA


DESCRIPCION
La penicilina G benzatina es un polvo cristalino blanco, que es muy poco soluble en agua. La suspensión acuosa reconstituida es opaca y viscosa. El nombre químico que le corresponde a la penicilina G benzatina es el ácido 4-tia-1-azabici­clo (3.2.0) heptano-2-carboxílico,3,3-dimetil-7-oxo-6-[(fenilacetil)amino]-[2S-(2œ 5œ 6ß)]-compuesto con el tetrahidrato de N,N - bis-(fenilmetil)- 1,2-diami­no­etano (2:1). Su estructura química es la siguiente:

COMPOSICIÓN
Cada frasco-ampolla contiene:
Benzatina bencilpenicilina 600 000 U.I.
Excipientes, c.s.
Benzatina bencilpenicilina 1 200 000 U.I.
Excipientes, c.s.
Benzatina bencilpenicilina 2 400 000 U.I.
Excipientes, c.s.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
ACCIÓN FARMACOLÓGICA
Microbiología: La penicilina G ejerce actividad bactericida contra microorganismos patógenos penicilinosensibles durante el período de multiplicación activa. Este antibiótico actúa mediante el proceso de inhibición o interferencia de la biosíntesis de los mucopéptidos (mucopolipép­tidos) que constituyen componentes esenciales de la pared celular microbiana. Por otra parte, no es activo contra las bacterias que producen penicili­nasa, entre las que se incluyen buen número de cepas de estafilococos.
La penicilina G benzatina es muy activa in vitro contra los estafilococos (salvo las cepas que producen penicilinasa), estreptococos (grupos A, C, G, H, L, y M) y neumococos. Otros microorganismos pa­tógenos susceptibles a la acción de la penicilina G son: Neisseria gonorrhoeae, Corynebacterium diph­theriae, Bacillus anthracis, Clostridia, Actinomyces bovis, Streptobacillus monilifonnis, Listeria mono­cy­togenes y Leptospira. El Treponema pallidum es sumamente sensible a la acción bactericida de la penicilina G.
Farmacocinética: La penicilina G benzatina tiene escasa solubilidad y, por ello, se libera en forma lenta desde los sitios donde se administra la inyección intramuscular. Este fármaco se hidroliza a la forma de penicilina G. Esta combinación de hidró­lisis y absorción lenta se traduce por niveles en el suero sanguíneo mucho más bajos, pero, a la vez, mucho más prolongados que los obtenidos con otras penicilinasas que se administran por vía parenteral. La administración intramuscular de 300 000 unidades de penicilina G benzatina en los adultos da como resultado niveles sanguíneos de 0,03 a 0,05 unidades por mL, que se mantienen durante 4 a
5 días. Niveles sanguíneos similares pueden persistir durante 10 días después de la administración de 600 000 unidades y durante 14 días después de la administración de 1 200 000 unidades. Las concentraciones sanguíneas de 0,003 unidades por mL pueden detectarse aún 4 semanas después de la administración de 1 200 000 unidades. Aproximadamente el 60% de la penicilina G se encuentra ligada a la proteína del suero (albúmina). Este agente bactericida se distribuye por todos los tejidos del organismo en cantidades muy variables. Las concentraciones más elevadas se observan en los riñones y en cantidades menores en el hígado, piel e intestinos. La penicilina G penetra en los demás tejidos del organismo y en el líquido cefa­lorraquídeo en un grado inferior. Cuando la función renal es normal, el fármaco se elimina de modo rápido mediante la excreción tubular. En los neonatos y niños en la primera infancia, así como en individuos con deterioro de la función renal, la excreción se retarda de modo considerable.

INDICACIONES
La penicilina G benzatina, administrada por inyección intramuscular, está in­dicada en el tratamiento de las enfermedades infecciosas causadas por microorganismos sensibles a la penicilina G, que sean susceptibles a las concentraciones séricas bajas y muy prolongadas, corrientes a esta forma de dosificación particular. La pauta del tratamiento debe estar determinada por los estudios o investigaciones bacteriológicas (incluso pruebas de sensibilidad) y la reacción clínica experimentada. Las infecciones que se citan a continuación suelen reaccionar favorablemente al tratamiento con la posología adecuada de la penicilina G benzatina inyectable intramuscular. Enfermedades infecciosas causadas por estrepto­cocos del Grupo A, sin bacteriemia, infecciones leves o moderadamente graves de las vías respiratorias superiores (p.ej.: faringitis) y piodermia estreptocócica.
Enfermedades infecciosas, venéreas: Sífilis, frambe­sia o pian (polipapiloma tropical), bejel y pinta o carate.
La penicilina G benzatina está indicada como tratamiento profiláctico en las afecciones siguientes: Reumatismo poliarticular agudo (fiebre reumática) y/o corea. Se ha comprobado que el tratamiento profiláctico con la penicilina G benzatina resulta ser eficaz para prevenir la recurrencia de estas afecciones. Reumatismo cardíaco y glomerulone­fritis aguda. La penicilina G benzatina se ha empleado como tratamiento profiláctico subsecuente en estas condiciones patológicas.

CONTRAINDICACIONES Y ADVERTENCIAS
CONTRAINDICACIONES
En personas con antecedentes de haber experimentado una reacción de hipersensibilidad a cualesquiera de las penicilinas. No se inyecte en una arteria o nervio, o cerca de ellos.

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS ESPECIALES
PRECAUCIONES
La penicilina debe emplearse con cautela y prudencia en todo individuo con antecedentes de haber experimentado reacciones alérgicas de importancia clínica y/o asma. Con­viene tener presente que con el empleo de los
anti­bióticos existe la posibilidad de que ocurra una proliferación de los organismos no susceptibles a la acción de dichos agentes. De suerte que es esencial la observación constante del paciente bajo esta terapéutica. En caso de que durante el curso del tratamiento surjan nuevas infecciones debido a bacterias u hongos, debe suspenderse el empleo del medicamento y tomarse las medidas apropiadas en estas situaciones.
Siempre que se manifiesten reacciones alérgicas, debe suspenderse la administración de la penicilina, a menos que en opinión del médico la afección bajo tratamiento constituya una amenaza para la vida del paciente y sólo ceda o responda a la penicilonoterapia. En las infecciones causadas por estreptococos, el tratamiento ha de ser lo suficientemente eficaz para eliminar los microorganismos patógenos, pues, de lo contrario, pueden ocurrir las secuelas de la enfermedad. Deben hacerse cultivos apropiados después de haberse completado el tratamiento, con el propósito de determinar si se han erradicado los estreptococos.
Pruebas de laboratorio: En el tratamiento prolongado con penicilina, particularmente cuando se aplica un régimen de administración a dosis fuertes, se recomienda practicar evaluaciones periódicas de los sistemas renal y hematopoyético.
Empleo durante la gestación: Conviene tener presente que las penicilinas cruzan con facilidad la barrera placentaria. El efecto sobre el feto, si es que se produce alguno, es aún desconocido.
Si bien, en términos generales, se considera que el BENZETACIL® L-A es un medicamento que goza
de un amplio margen de tolerancia e inocuidad, debe utilizarse durante el período de gestación únicamente en aquellas mujeres en las que sea claramente necesario.
Empleo durante la lactancia: La penicilina G soluble se excreta en la leche de mujer. El efecto que este fenómeno produzca en el lactante, si es que causa alguno, actualmente se desconoce. De suerte que ha de ejercerse cierta precaución cuando BENZETACIL® L-A se administre a mujeres que crían sus hijos al pecho.

ADVERTENCIAS: Se han observado reacciones de hipersensibilidad (anafilactoides) graves y en algunos casos de desenlace fatal en pacientes sometidos a tratamientos con penicilina. Las reacciones anafilactoides intensas exigen el tratamiento de urgencia inmediato con epinefrina. También pueden administrarse oxígeno y corticosteroides por vía intravenosa en la forma que está indicada. Los individuos con antecedentes de hipersensibilidad a diversos alérgenos son más propensos a experimentar esas reacciones.
Asimismo, se cuenta con informes bien documentados de individuos con antecedentes de haber experimentado reacciones de hipersensibilidad a la penicilina, que han sufrido reacciones de hipersensibilidad intensas al someterse al tratamiento con una cefalosporina. De suerte que, antes de someter a un paciente con una penicilina, ha de investigarse cuidadosamente si dicho individuo ha experimentado con antelación reacciones de hipersensibi­lidad a las penicilinas, cefalosporinas y otros alérgenos. En caso de presentarse una reacción alérgica, debe suspenderse el empleo del medicamento y tratarse al paciente con los agentes de rigor en estos casos, como son las aminas vasopre­soras, los antihistamínicos y los corticosteroides. La administración accidental intravascular –incluso la inyección intrarterial directa inadvertida, o bien la inyección administrada en un lugar inmediatamente adyacente a las arterias de BENZE­TACIL® L-A y otros preparados a base de penicilina–, se ha traducido por lesión neuro­vascular intensa, incluso mielitis transversa con parálisis permanente, y gangrena, que requiere la amputación de dedos y de las porciones más proximales de las extremidades, así como necrosis y esfacelación de los tejidos que rodean la inyección, y en el sitio donde se administró. Estos efectos intensos se han observado después de inyectar el fármaco en las nalgas, el muslo y las áreas deltoideas. Otras complicaciones graves de la administración intra­vascular sospechada que se han observado, incluyen la palidez inmediata, la aparición de manchas con parches de color o cianosis de las extremidades distal o proximal al sitio donde se inyectó, seguidas de la formación de vesículas o flictenas y edema intenso, que exige la fasciotomía del comportamiento anterior y/o posterior de la extremidad inferior. Los efectos graves antes descritos, así como las complicaciones, han ocurrido más a menudo en lactantes y niños en la primera infancia. La consulta inmediata con un especialista apropiado es la medida indicada si hay evidencia de haber tenido lugar compromiso del flujo de sangre en el sitio donde se administró la inyección o en los lugares proximal y distal al mismo (ver Contraindicaciones y Posología y administración). Se han observado fibrosis y atrofia del cuadríceps femoral (cuadríceps femoris) después de la administración repetida de inyecciones intramusculares de preparados penicilínicos en la región anterola­teral del muslo. La inyección del fármaco efectuada en un nervio, o cerca de él, puede dar por resultado una lesión neurológica permanente.

EFECTOS ADVERSOS
REACCIONES ADVERSAS: La penicilina es una sustancia de bajo índice de toxicidad, pero posee un índice significativo de sensibilización.
Con la penicilina se han observado las siguientes reacciones de hipersensibilidad asociadas con su empleo: Erupciones cutáneas, que van desde las erupciones maculopapulares hasta la dermatitis exfoliativa: urticaria; edema laríngeo; reacciones que asemejan la enfermedad del suero, incluso escalofríos, fiebre, edema, artralgia y postración. Con frecuencia fiebre y eosinofilia pueden ser las únicas reacciones observadas. También se han observado reacciones intensas y a menudo de desenlace fatal (ver Advertencias), anemia hemo­lítica, leucopenia, trombocitopenia, neuropatía y nefropa­tía son reacciones que se han observado con rareza y casi siempre asociadas con la administración parenteral de la penicilina a dosis altas. Como ocurre con otros tratamientos contra la sífilis, se han observado las reacciones de Jarisch-Herxheimer (intensificación de los síntomas sifilíticos, después de la administración de drogas antisifilíticas).

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS
INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS
La tetraciclina, un antibiótico bacteriostático, puede antagonizar el efecto bactericida de la penicilina y debe evitarse el empleo concurrente de estos fármacos. La tasa de excreción de las penicilinas disminuye con la administración concurrente de probenecid. Este último agente prolonga y, a la vez, aumenta los niveles sanguíneos de las penicilinas.
INTERACCIONES CON LAS PRUEBAS DE LABORATORIO
Las penicilinas pueden interferir con el método para determinar la glucosuria mediante el reactivo del sulfato de cobre, dando por resultado valores falsamente elevados o disminuidos. Ahora bien, esta interferencia no ocurre con el método de la glucooxidasa.

INCOMPATIBILIDADES
No se conocen.
ESTABILIDAD: Sin ser disuelta y al guardarla adecuadamente, BENZETACIL® L-A conserva su plena eficacia hasta la fecha de caducidad indicada en el envase.

SOBREDOSIFICACIÓN
TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS
No se ha observado ningún caso de dosis excesiva con el empleo de BENZETACIL® L-A. En términos generales, las penicilinas tienen una toxicidad directa mínima en el hombre. Ahora bien, la naturaleza viscosa de las suspensiones de penicilina G benzatina pueden dar lugar a cualesquiera de los efectos neurovasculares locales descritos bajo el subtítulo de Advertencias. Y como no existe ningún antídoto, el tratamiento debe ser sintomático y de sostén.

DOSIFICACIÓN Y POSOLOGIA
MODO DE EMPLEO, DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Para la inyección intramuscular se suspende el contenido del frasco-ampolla de
600 000 U.I. al menos en 2 mL de agua para in­yección; de 1 200 000 U.I. al menos en 3 mL, y de
2 400 000 U.I. al menos en 5 mL. La suspensión resultante debe agitarse bien durante un mínimo de 20 segundos. Utilizar la suspensión una sola vez y emplear solamente suspensiones recién preparadas. Descártese toda porción que no se haya utilizado.
Intramuscular profunda: En el cuadrante su­pero­externo de la nalga, úsese una aguja de 1½ pulgada de calibre 18 a 20. Ha de tomarse buen cuidado para evitar la administración intravenosa o intraarterial, o de inyectar el contenido en los nervios periféricos importantes o cerca de ellos, o bien de los vasos sanguíneos, pues tal inyección puede producir lesión neurovascular. En los lactantes y niños en la primera infancia, la
región lateral media del muslo puede ser el sitio preferible para la inyección. Cuando se repitan las dosis, ha de variarse el sitio donde se inyecta. Antes de proceder con la inyección, aspírese con la jeringa para asegurar que el bisel de la aguja no ha penetrado en un vaso sanguíneo. Sangre o “líquido del color típico de la sangre” pueden quedar sin ser observados, si se ha penetrado en un vaso sanguíneo; sólo se percibe una mezcla de sangre y BENZETACIL® L-A. La aparición de cualquier descoloración basta para retirar la aguja e inyectar en otro sitio. Si no aparece sangre ni decoloración, inyéctese el volumen del frasco de manera lenta. Suspéndase la introducción del contenido de la dosis si el individuo se queja inmediatamente de dolor intenso en el lugar donde se inyecta, o bien si se manifiestan signos o síntomas que indiquen el inicio de dolor intenso, sobre todo en niños menores y lactantes. En virtud de la elevada concentración del material en suspensión de este medicamento, la aguja puede quedar bloqueada si la inyección no se realiza de una manera lenta y uniforme.
Infecciones causadas por estrep­toco­cos del grupo A: Vías respiratorias superiores (por ejemplo, faringitis) y pioderma estreptocócico.
Una sola inyección de 1 200 000 unidades en los adultos. Una sola inyección de 900 000 unidades en niños mayorcitos. Una sola inyección de 300 000 a 600 000 unidades en lactantes y niños con menos de 60 libras (27 kg).
Infecciones venéreas:
• Sífilis primaria, secundaria y latente: 2,4 millones de unidades (una dosis).
• Sífilis tardía (terciaria y neurosífilis): 2,4 millones de unidades a intervalos de siete días por tres dosis.
• Sífilis congénita en niños con menos de dos años de edad: 50 000 unidades/kg de peso corporal en niños con edad entre 2 y 12 años: ajustar la dosis tomando como base el régimen de dosificación para el adulto.
• Frambesia o pian (polipapiloma tropical), bejel y pinta o carate: 1,2 millones de unidades (una inyección).
Tratamiento profiláctico del reumatismo poliarticular agudo (fiebre reumática) y de la glome­rulonefritis: Consecutivamente a un ataque agudo, se recomienda administrar la penicilina G benzatina por vía intramuscular a niños y adultos a una posología de 1,2 millones de unidades cada cuatro semanas.
Nota: Aun cuando la tasa de la recurrencia del reumatismo poliarticular agudo con la aplicación de este régimen es muy baja, el médico puede considerar la administración de una inyección cada tres semanas en: (1) un enfermo obediente y fiel al régimen que, sin embargo, experimenta una recidiva de la enfermedad con el régimen de una dosis cada cuatro semanas, (2) todo enfermo con antecedentes de recurrencias múltiples, (3) aquellos enfermos con lesión valvular intensa, y (4) los enfermos que viven en áreas donde la cantidad de la recurrencia de la fiebre reumática es elevada. El médico debe tomar en cuenta los probables beneficios derivados de la administración más frecuente de las inyecciones contra la posibilidad de reducir la fidelidad del enfermo a este régimen.

ALMACENAMIENTO
Consevar el medicamento por debajo de 25 ºC; protegerlo de la luz.

PRESENTACIÓN
BENZETACIL® L-A 600 000 U.I. Inyectable.
BENZETACIL® L-A 1 200 000 U.I. Inyectable.
BENZETACIL® L-A 2 400 000 U.I. Inyectable.
Envases de 1 frasco-ampolla + ampolla disolvente: Agua para inyección x 5 mL.

LABORATORIOS ROEMMERS S.A.
Jr. Faustino Sánchez Carrión 425
Magdalena del Mar, Telf: 462-1616
Lima 17-Perú