MERCK SHARP & DOHME PERÚ S.R.L.
Lima - Perú
Av. República de Panamá 3956 Surquillo Casilla Postal No. 1231
Tel: 411-5100
Fax: 441-2849 - 441-0025


COZAAR
Comprimidos recubiertos

LOSARTÁN


COMPOSICIÓN
COMPOSICIÓN POR UNIDAD DE DOSIFICACIÓN
Ingredientes activos: COZAAR® está disponible como: COMPRIMIDOS RECUBIERTOS que contienen: 50 mg de losartán potásico y como COMPRIMIDOS RECUBIERTOS que contienen 100 mg de losartán potásico.
Ingredientes inactivos: Excipientes, c.s.p. 1 comprimido recubierto.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
ACCIÓN FARMACOLÓGICA
La angiotensina II, un potente vasoconstrictor, es la hormona activa principal del sistema renina-angiotensina y un importante factor determinante de la fisiopatología de la hipertensión. Se une a los receptores AT1 existentes en muchos tejidos (por ejemplo, músculo liso vascular, glándulas suprarrenales, riñones y corazón) e induce varias acciones biológicas importantes, como vasoconstricción y liberación de aldosterona. También estimula la proliferación de las células musculares lisas. Se ha identificado un segundo receptor de angiotensina II, el subtipo AT2, pero no tiene ningún papel conocido en la homeostasis cardiovascular.
El losartán potásico es un compuesto sintético potente, activo por vía oral. Los bioensayos de fijación y farmacológicos han mostrado que se une selectivamente a los receptores AT1. In vivo e in vitro, tanto el losartán potásico como su metabolito ácido carboxílico farmacológicamente activo
(E-3174) bloquean todas las acciones de importancia fisiológica de la angiotensina II, independientemente del origen o de su vía de síntesis. En contraste con algunos péptidos antagonistas de la angiotensina II, el losartán potásico no tiene ningún efecto agonista.
El losartán potásico se une selectivamente a los receptores AT1 y no se une ni bloquea a otros receptores hormonales o canales de iones importantes en la regulación cardiovascular. Además, no inhibe la ECA (cininasa II), la enzima que degrada la bradicinina. Por consiguiente, el losartán potásico no tiene efectos que no estén directamente relacionados con el bloqueo de los receptores AT1, como la potenciación de los efectos mediados por la bradicinina o la generación de edema (losartán potásico, 1,7%; placebo, 1,9%).

INDICACIONES
INDICACIONES
Hipertensión: COZAAR® está indicado para el tratamiento de la hipertensión.
Pacientes hipertensos con hipertrofia ventricular izquierda: COZAAR® está indicado para reducir el riesgo de apoplejía en pacientes hipertensos con hipertrofia ventricular izquierda (ver Precauciones: Raza).
Protección renal en pacientes con diabetes tipo 2 con proteinuria: COZAAR® está indicado para retardar la progresión de enfermedad renal, medido mediante la reducción de la incidencia combinada de duplicación de la creatinina sérica, la enfermedad renal terminal (necesidad de diálisis o trasplante renal) o muerte y para reducir la proteinuria.

CONTRAINDICACIONES Y ADVERTENCIAS
CONTRAINDICACIONES
COZAAR® está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de este producto.
ADVERTENCIAS: Ver Precauciones.

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS ESPECIALES
PRECAUCIONES
Hipersensibilidad: Angioedema. Ver Reacciones adversas.
Hipotensión y desequilibrio hidroelectro­lí­tico: Los pacientes que tienen disminuido el volumen intravascular (p. ej., los tratados con dosis altas de diuréticos) pueden presentar síntomas de hipotensión. Se deben corregir esos trastornos antes de administrar COZAAR® o se debe utilizar una dosificación inicial menor (ver Dosis y vía de administración).
Comúnmente se observan trastornos de los electrólitos en pacientes con alteración renal, con diabetes o sin él y deben ser manejados. En un estudio clínico realizado en pacientes con diabetes tipo 2 con proteinuria, la incidencia de hiperca­liemia fue mayor en el grupo tratado con COZAAR® en comparación con el grupo tomando placebo; sin embargo, pocos pacientes descontinuaron la terapia debido a la hipercaliemia (ver Reacciones adversas: Hallazgos de pruebas de laboratorio).
Deterioro de la función hepática: Basándose en los datos farmacocinéticos que demuestran un aumento significativo de las concentraciones plasmáticas de losartán potásico en los pacientes cirróticos, se debe considerar el empleo de una dosificación menor en los pacientes con antecedentes de deterioro hepático (ver Dosis y vía de administración).
Deterioro de la función renal: Como consecuencia de la inhibición del sistema renina-angiotensina en individuos susceptibles, se han reportado cambios en la función renal, incluyendo insuficiencia renal; estos cambios pueden ser reversibles al suspender el tratamiento.
Otros medicamentos que afectan el sistema renina-angiotensina pueden aumentar la urea sanguínea y la creatinina sérica en pacientes con estenosis bilateral de las arterias renales o de la arteria de un riñón único. Se han reportado efectos similares con COZAAR®, los cuales pueden ser reversibles al suspender el tratamiento.
Embarazo: Cuando se usan durante el segundo y tercer trimestre del embarazo, los medicamentos que actúan directamente sobre el sistema renina-angiotensina pueden causar daños o incluso la muerte del feto. Si la paciente se embaraza, se debe suspender la administración de COZAAR® lo más pronto posible.
Aunque no hay experiencia con el uso de COZAAR® en mujeres embarazadas, los estudios con losartán potásico en animales han demostrado lesiones y muertes fetales y neonatales que, al parecer, son mediadas farmacológicamente por los efectos sobre el sistema renina-angiotensina. En el feto humano la perfusión renal, que depende del desarrollo del sistema renina-angiotensina, se inicia en el segundo trimestre, por lo que el riesgo para el feto aumenta si COZAAR® se administra durante el segundo o tercer trimestre del embarazo.
Madres en periodo de lactancia: No se sabe si losartán potásico es excretado en la leche humana. Como muchos medicamentos que son excretados por esa vía y debido al riesgo de efectos adversos en el lactante, se debe decidir si se suspende la lactancia o el medicamento, teniendo en cuenta la importancia de éste para la madre.
Uso pediátrico: Los efectos antihipertensivos de COZAAR® han sido establecidos en pacientes pediátricos hipertensos en edades de >1 mes hasta 16 años. El uso de COZAAR® en este grupo de edades está sostenido por evidencia proveniente de estudios bien controlados y adecuados de COZAAR® en pacientes pediátricos y adultos así como también por literatura en pacientes pediátricos.
La farmacocinética de losartán ha sido investigada en 50 pacientes pediátricos hipertensos >1 mes hasta 16 años de edad, siguiendo la administración oral de una vez al día de aproximadamente 0,54 a 0,77 mg/kg de losartán (dosis promedio). El metabolito activo es formado a partir de losartán en todos los grupos etáreos. La farmacocinética de losartán y su metabolito activo son generalmente similares a través de los grupos etáreos estudiados y consistentes con la data histórica farmacocinética en adultos.
En un estudio clínico incluyendo a 177 pacientes pediátricos hipertensos, de 6 a 16 años, los pacientes que pesaron ³20 kg a <50 kg recibieron ya sea 2,5, 25 o 50 mg de losartán diariamente y los pacientes que pesaron ³50 kg recibieron ya sea 5, 50 o 100 mg de losartán diariamente. La administración de una vez al día de losartán disminuyó la presión de manera dependiente a la dosis. La respuesta de la dosis a losartán fue observada a través de todos los subgrupos (p. ej., edad, género, nivel de bronceado, raza). Sin embargo, las dosis más bajas estudiadas, 2,5 mg y 5 mg, correspondientes a una dosis promedio diaria de 0,07 mg/kg, no parecieron ofrecer eficacia antihipertensiva consistente. En este estudio, COZAAR® fue generalmente bien tolerado.
Para aquellos pacientes que pueden tragar tabletas, la dosis recomendada es de 25 mg una vez al día en pacientes ³20 a £50 kg. La dosis puede incrementarse a un máximo de 50 mg una vez al día. En pacientes ³50 kg, la dosis inicial es 50 mg una vez al día. La dosis puede ser incrementada a un máximo de 100 mg una vez al día.
En pacientes pediátricos cuyo volumen intravascular está agotado, estas condiciones deben ser corregidas antes de la administración de COZAAR®.
El perfil de experiencias adversas para pacientes pediátricos parece ser similar a aquellas observadas en pacientes adultos.
No se recomienda COZAAR® en pacientes pediátricos con una tasa de filtración glomerular <30 mL/min/1,73 m2 en pacientes pediátricos con deterioro hepático, o en neonatos ya que no existe informacion disponible.
Personas de edad avanzada: En los estudios clínicos no hubo ninguna diferencia relacionada con la edad en la eficacia o la seguridad de losartán potásico.
Raza: Con base en el estudio LIFE (Intervención de losartán para el objetivo de reducción de la hipertensión) los beneficios de COZAAR® comparado con atenolol en la morbilidad y mortalidad cardio­vascular en pacientes hipertensos con hipertrofia ventricular izquierda no se observaron en pacientes de raza negra, aun cuando ambos tratamientos redujeron eficazmente la presión arterial en los pacientes de raza negra. En toda la población del estudio LIFE (n=9193), comparado con atenolol, el tratamiento con COZAAR® proporcionó una reducción de riesgo de 13,0% (p=0,021) en los pacientes que alcanzaron el objetivo primario compuesto combinado de incidencia de muerte cardiovascular, apoplejía e infarto del miocardio. En este estudio, comparado con atenolol, COZAAR® disminuyó la morbilidad y la mortalidad cardiovascular en todos los pacientes hipertensos con hipertrofia ven­tricular izquierda de raza no negra (n=8660) de acuerdo al objetivo primario combinado de incidencia de muerte cardiovascular, apoplejía e infarto del miocardio (p=0,003). En este estudio, sin embargo, los pacientes de raza negra tratados con atenolol tenían un riesgo bajo de presentar algún evento del objetivo primario compuesto que los mismos pacientes tratados con COZAAR® (p=0,03). En el subgrupo de pacientes de raza negra (n=533, 6% de los pacientes del estudio LIFE), ocurrieron 29 eventos del objetivo primario en los 263 pacientes con atenolol (11%, 25,9 por 1000 años-paciente) y 46 en los 270 pacientes tratados con COZAAR® (17%, 41,8 por 1000 años-paciente).

EFECTOS ADVERSOS

REACCIONES ADVERSAS
COZAAR® ha sido generalmente bien tolerado en los estudios clínicos controlados en pacientes hipertensos. Usualmente los efectos colaterales han sido leves y pasajeros y no han hecho necesario suspender el tratamiento. La incidencia total de efectos colaterales reportados con COZAAR® fue similar a la observada con un placebo.
En los estudios clínicos controlados en pacientes con hipertensión esencial, el mareo fue el único efecto colateral reportado como relacionado con el medicamento, el cual ocurrió con una incidencia mayor que con el placebo en 1% o más de los pacientes tratados con COZAAR®. Además, se observaron efectos ortostáticos relacionados con la dosis en menos del 1% de los pacientes. Se reportaron infrecuentemente casos de erupción cutánea, aunque en los estudios clínicos controlados su incidencia fue menor que con el placebo.
En esos estudios clínicos controlados por el método doble-ciego en pacientes con hipertensión esencial, las siguientes reacciones adversas ocurrieron en 1% o más de los pacientes tratados con COZAAR®, relacionadas o no con el medicamento:

 

COZAAR®
(n=2085)

Placebo
(n=535)

Generales

Dolor abdominal

1,7

1,7

Astenia/Fatiga

3,8

3,9

Dolor en el pecho

1,1

2,6

Edema/Hinchazón

1,7

1,9

Cardiovasculares

Palpitaciones

1,0

0,4

Taquicardia

1,0

1,7

Aparato digestivo

Diarrea

1,9

1,9

Dispepsia

1,1

1,5

Náusea

1,8

2,8

Musculoesqueléticas

Dolor de espalda

1,6

1,1

Calambres musculares

1,0

1,1

Neurológicas/psiquiátricas

Mareo

4,1

2,4

Cefalea

14,1

17,2

Insomnio

1,1

0,7

Aparato respiratorio

Tos

3,1

2,6

Congestión nasal

1,3

1,1

Faringitis

1,5

2,6

Trastorno sinusal

1,0

1,3

Infección de las vías
respiratorias superiores

6,5

5,6


COZAAR® fue generalmente bien tolerado en un estudio clínico controlado en pacientes hipertensos con hipertrofia ventricular izquierda. Los efectos colaterales más comunes relacionados con el medicamento fueron mareo, astenia/fatiga y vértigo.
En el estudio LIFE, en los pacientes que al inicio no tenían diabetes, hubo una baja incidencia de nuevo inicio de diabetes mellitus en el grupo con COZAAR® comparado con el grupo con atenolol (242 contra 320 pacientes, respectivamente, p<0,001). Debido a que en este estudio no hubo un grupo con placebo, no se puede determinar si esto representa un efecto benéfico de COZAAR® o un efecto colateral del atenolol.
COZAAR® fue generalmente bien tolerado en el estudio clínico controlado en pacientes con diabetes tipo 2 con proteinuria. Los efectos más comunes colaterales relacionados con el medicamento fueron astenia/fatiga, mareo, hipotensión e hipercaliemia (ver Precauciones: Hipotensión: Desequilibrio hidroelectrolítico).
Posterior a la salida del producto al mercado se han reportado las siguientes reacciones adversas adicionales:
Hipersensibilidad: Reacciones anafilácticas, angioedema incluyendo edema de la laringe y glotis, que causa obstrucción del flujo aéreo y/o edema facial, de los labios, de la faringe y/o de la lengua han sido reportados infrecuentemente en pacientes tratados con losartán; algunos de estos pacientes experimentaron angioedema previamente con otros medicamentos, incluyendo inhibidores ECA. Raramente se ha reportado vasculitis, incluyendo púrpura de Henoch-Schönlein.
Gastrointestinales: Hepatitis (reportada raramente), anormalidades en la función hepática, vómito.
Hematológicas: Anemia, trombocitopenia (reportada raramente).
Musculoesqueléticas: Mialgia, artralgia.
Neurológicas/Psiquiátricas: Migraña, perversión del gusto.
Respiratorias: Tos.
Piel: Urticaria, prurito, eritroderma.
Hallazgos de pruebas de laboratorio: Cambios clínicamente importantes en los parámetros de laboratorio usuales se asociaron infrecuentemente con la administración de COZAAR® en los estudios clínicos controlados en pacientes con hipertensión esencial. Ocurrió hiperpotasemia (potasio sérico >5,5 mEq/L) en 1,5% de los pacientes en los estudios clínicos de hipertensión. En un estudio clínico realizado en pacientes con diabetes tipo 2 con proteinuria, 9,9% de los pacientes tratados con COZAAR® y 3,4% de los pacientes tratados con placebo desarrollaron hipercaliemia (ver Precauciones: Hipotensión y desequilibrio hidroelec­trolítico). Hubo casos infrecuentes de aumento de la alanina-aminotransferasa, que generalmente cesaron al suspender el tratamiento.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS
INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS O ALIMENTOS
No se ha identificado ninguna interacción farmacológica de importancia clínica con hidroclorotiazida, digoxina, warfarina, cimetidina, fenobarbital, ketoconazol y eritromi­cina. Se ha reportado que rifampicina y fluconazol reducen los niveles del metabolito activo. Las consecuencias clínicas de estas interacciones no han sido evaluadas.
Como con otros medicamentos que bloquean a la angiotensina II o sus efectos, el uso concomitante con diuréticos retenedores de potasio (p. ej., espironolactona, triamtereno, amilorida), los suplementos de potasio, o sustitutos de sal que contienen potasio pueden llevar al aumento del potasio en el suero.
Así como otras drogas que afectan a la excreción del sodio, la excreción de litio puede ser reducida. Por tanto, los niveles séricos de litio deben ser monitorizados cuidadosamente si las sales de litio serán coadministradas con antagonistas receptores de angiotensina II.
Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) incluyendo los inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa-2 (inhibidores COX-2) pueden reducir el efecto de diuréticos y otros fármacos antihipertensivos. Por tanto, el efecto antihipertensivo de los antagonistas de receptores de la angiotensina II pueden ser atenuados por la indometacina y otros AINEs incluyendo los inhibidores selectivos de COX-2.
En algunos pacientes con compromiso de la función renal, que están siendo tratados con fármacos antiinflamatorios no esteroideos, incluyendo a los inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa-2, la coadministración de antagonistas de receptores de angiotensina II puede resultar en un consecuente deterioro de la función renal. Estos efectos son usualmente reversibles.
.

INCOMPATIBILIDADES
INCOMPATIBILIDADES: No reportadas.

SOBREDOSIFICACIÓN
TRATAMIENTO DE SOBREDOSIS: Los datos relativos a la sobredosis en seres humanos son limitados. Las manifestaciones más probables de la sobredosificación serían hipotensión y taqui­cardia; podría ocurrir bradicardia por estimulación parasimpática (vagal). Si ocurre hipotensión sintomática, se debe establecer tratamiento de sostén.
Ni losartán potásico ni su metabolito activo se pueden extraer por hemodiálisis.

DOSIFICACIÓN Y POSOLOGIA
DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
CO­ZAAR® se puede administrar con alimentos o sin ellos.
COZAAR® se puede administrar con otros agentes antihipertensivos.
Hipertensión: La dosificación inicial y de mantenimiento usual para la mayoría de los pacientes es de 50 mg una vez al día. El efecto antihipertensivo máximo se alcanza tres a seis semanas después de iniciar el tratamiento. Algunos pacientes pueden obtener un beneficio adicional aumentando la dosis a 100 mg una vez al día.
En los pacientes que tienen disminuido el volumen intravascular (p. ej., los tratados con dosis altas de diuréticos) se debe considerar una dosificación inicial de 25 mg una vez al día (ver Precauciones).
No es necesario hacer ningún ajuste inicial de la dosificación en pacientes de edad avanzada o con deterioro renal, incluyendo los que están en diálisis. Se debe considerar una dosificación más baja en pacientes con antecedentes de deterioro hepático (ver Precauciones).
Pacientes hipertensos con hipertrofia ventricular izquierda: La dosificación inicial usual es de 50 mg de COZAAR® una vez al día. Se debe añadir una dosis baja de hidroclorotiazida o aumentar la dosis de COZAAR® a 100 mg una vez al día según sea la respuesta de la presión arterial.
Protección renal en pacientes con diabetes tipo II con proteinuria: La dosis usual de inicio es de 50 mg una vez al día. La dosis puede ser incrementada a 100 mg una vez al día, basado en la respuesta sobre la presión arterial. COZAAR® puede ser administrado con otros agentes antihiperten­sivos (p. ej., diuréticos, calcio antagonistas, alfa- o beta-bloqueadores y agentes de acción central), así como con insulina y otros agentes hipoglicemiantes usualmente empleados (p. ej., sulfonilureas, glitazonas e inhibidores de la glucosidasa).

ALMACENAMIENTO
ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de
30 ºC. Manténgase el envase bien cerrado. Protéjase de la luz.

PRESENTACIÓN
PRESENTACIONES QUE SE COMERCIALIZARÁN
COZAAR® 50 mg, en cajas de 15 o 30 comprimidos recubiertos.
COZAAR® 100 mg, en cajas de 15 o 30 comprimidos recubiertos.

Importado por:
MERCK SHARP & DOHME PERÚ S.R.L.
Av. República de Panamá 3956,
Surquillo - Telf.: 411-5100
® Marca registrada de E.I. duPont de Nemours and Company, Wilmington, Delaware, E.U.A.
Copyright © Merck & Co. Inc., 2005,
Whitehouse Station, N.J., E.U.A.