X JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO

11 de febrero

Principal Efemerides


Desde 1992, se celebra en todo el mundo, la Jornada de Oración por los enfermos, un momento de intensa oración y meditación por quienes sufren y padecen el dolor que inevitablemente causa la enfermedad.

La fecha, promovida en el mundo por el Vaticano y en nuestro país por la Conferencia Episcopal, es una oportunidad para expresar además, gratitud y aprecio al personal de salud comprometido con la atención de quienes por diferentes circunstancias, sufren de alguna dolencia, dedicando sus mejores esfuerzos a restablecer la salud en estas personas.

En la Jornada Mundial del Enfermo, el Papa Juan Pablo II difunde un mensaje especial. En principio, el mensaje hace referencia al rol solidario que debemos cumplir con respecto a nuestro prójimo y especialmente por aquellos que sufren. “Para que tengamos vida y la tengamos en abundancia” - tema de la reflexión de la Jornada- implica una toma de posición clara a favor de la cultura de la vida y un compromiso por la defensa de ésta desde su concepción hasta su muerte natural. Además en el mensaje se explica, que pese a la búsqueda de nuevos y eficaces modos para aliviar el dolor por parte de la comunidad científica, el sufrimiento sigue siendo un hecho fundamental de la vida humana y que trasciende el aspecto meramente físico.

En las diferentes dependencias asistenciales del Ministerio de Salud, en este día, se organizan diversas actividades dedicadas a ofrecer consuelo y esperanza a quienes sufren y están enfermos a través de jornadas de oración, pidiendo en sus plegarias también, por los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud quienes se ocupan de sus cuidados y atenciones.

MENSAJE DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II PARA LA XI JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO