»Inicio

 

LA ESTIMULACION PRENATAL

El Ministerio de Salud consciente del impacto que tiene el medio ambiente sobre el desarrollo de la persona desde el momento de la fecundación, pasando por la niñez y juventud hasta llegar a la vida adulta, ha generado la Estrategia Sanitaria Nacional de Estimulación Prenatal y Temprana.
Una de las principales prioridades para la realización de esta estrategia es proporcionar los recursos adecuados para el desarrollo óptimo del ser humano, desde la etapa prenatal. La estimulación en los niños involucra a los padres, educadores, familia y al equipo multidisciplinario de salud.

DEFINICIÓN DE ESTIMULACIÓN PRENATAL

  • Es un conjunto de actividades que constan de técnicas (auditivas, táctiles, visuales y motoras), que facilitarán la comunicación y el aprendizaje del niño por nacer. De esta forma el niño será capaz de potencializar su desarrollo sensorial, físico y mental.
  • Es toda actividad que oportuna y acertadamente enriquece al niño por nacer en su desarrollo físico y mental; busca una comunicación afectuosa y constante entre el niño y sus padres desde el embarazo, su nacimiento y a lo largo de su crecimiento y desarrollo.
  • Produce respuestas en el organismo, y se puede definir como un acercamiento directo, simple y satisfactorio para ayudar al desarrollo del niño, al tiempo que los padres experimentan gozo y alegría.

IMPORTANCIA

  • La intención real de la estimulación es ayudar a formar un niño por nacer que sea capaz de afrontar la vida en el futuro, con sentido común, coherencia, inteligencia y buen humor.
  • Es fundamental el rol que día a día desempeñan los padres, estableciendo un vínculo sólido y duradero, en un ambiente agradable y tranquilo, donde pueda estar feliz.
  • Las técnicas de estimulación prenatal enseñan a los padres cómo proveer un ambiente seguro y amoroso que motive a los niños a aprender desde antes del nacimiento.
  • La persona promedio utiliza el 10% o 12% del cerebro. Ante la pregunta de cómo aprovechar este 88% restante de capacidad, una de las alternativas ha sido la de trabajar con los bebés de manera cada vez más temprana.
  • La clave está en el estímulo positivo proporcionado por los padres y profesionales encargados del control prenatal, al niño por nacer desde el embarazo y después de nacer.