LA OSTEOPOROSIS

Principal Salud a tu alcance






¿Qué es la Osteoporosis?

Algunas personas pierden calcio de sus huesos conforme pasan los años. Los huesos se debilitan y se pueden romper. A esto se llama Osteoporosis.

La Osteoporosis es una enfermedad del esqueleto en la cual la masa ósea se encuentra disminuida, con lo que aumenta la fragilidad del hueso, esto ocasiona un incremento en la susceptibilidad o tendencia a las fracturas. Ésta es una enfermedad característica de las personas mayores, especialmente en las mujeres al llegar al periodo post menopaúsico. Con el paso del tiempo, gracias al desarrollo de las ciencias y al progreso, la expectativa de vida de las personas se ha incrementado en forma marcada. Hacia los años cuarenta, la expectativa de vida de la mujer en el Perú era de más o menos 45 años, actualmente es de 67 años y en los próximos veinte años se espera que llegue a 76 años. Esta tendencia de la población determina que aumente la cantidad de adultos mayores y con ellos la presencia de Osteoporosis y sus complicaciones.

La principal complicación de la Osteoporosis son las fracturas. El 70% de las fracturas producidas en personas mayores de 45 años, están condicionadas por la Osteoporosis. Las fracturas más frecuentes asociadas a la Osteoporosis son a nivel de la columna vertebral, antebrazo y cadera. Las fracturas en la cadera son las más delicadas, ya que ocasionan una mortalidad de más o menos 20% durante el primer año de producida la fractura. Además de los pacientes que sobreviven, el 50% quedarán con algún grado de incapacidad y/o limitación física, por lo que requerirán de cuidados permanentes.

Factores de Riesgo

Aunque la Osteoporosis puede afectar a cualquiera, las mujeres son más propensas que los hombres a padecer esta enfermedad. Las mujeres después de la menopausia (después que han suspendido las reglas) y los adultos mayores de 60 años de ambos sexos. También tienen riesgo de sufrir Osteoporosis:

  • Mujeres operadas a las que se les han retirado los ovarios.
  • Personas que sufren de reumatismo o toman cortisona.
  • Personas que tienen estilos de vida desfavorables, como tomar café o bebidas alcohólicas, fumar o tener una alimentación pobre en calcio.
  • Personas que no practican ejercicios o no se exponen a la luz solar.


"Vértebras con disminución en la cantidad de hueso (zonas más oscuras). Tomado de la Universidad de Utah"

Diagnóstico y tratamiento

La manera de diagnosticar esta enfermedad es a través de la Desintometría Ósea, estudio que mide la densidad de la masa ósea. Una vez diagnosticada la Osteoporosis, existen varias alternativas de tratamiento. El tratamiento hormonal juega un rol preponderante, pero también existen otros fármacos que ayudan a recuperar la masa ósea perdida.

Algunos factores de riesgo para la Osteoporosis pueden ser modificados, en cambio, los factores genéticos, no pueden serlo. Dentro de los factores de riesgo que podemos modificar, tenemos la adecuada ingesta de calcio durante todas las etapas de la vida y no sólo durante la niñez, cambios en el estilo de vida, como eliminar el tabaco y el alcohol, así como fomentar la práctica regular de ejercicios y evitar el consumo de algunos medicamentos. Asimismo, es de fundamental importancia el tratamiento hormonal de las mujeres al llegar al periodo de la menopausia, lo que disminuirá en forma importante la posibilidad de sufrir de Osteoporosis y lograr conseguir una mejor calidad de vida.

¿Se puede prevenir la Osteoporosis?

¡SI! Siguiendo estos consejos: Nutrición adecuada: diariamente se pierde calcio a través de la orina, sudor, etc., y, si las necesidades de calcio son superiores al aporte del mismo, se va a producir una pérdida de la reserva, constituida por el hueso fundamentalmente. Para ello los niños deben consumir 800 mgr. de calcio al día, los adultos 1.000 mgr. y las mujeres embarazadas, durante la lactancia y menopausia 1.200 mgr.

Ejercicio físico: Hay que evitar la inmovilización y el sedentarismo. Es recomendable un ejercicio suave continuado, como paseos diarios de una hora al aire libre y realizar los ejercicios recomendados por el médico.

Densitometría: indicada en mujeres con factores de riesgo, tras la menopausia, para conocer de forma cierta su masa ósea. En ciertos casos, está indicada su repetición, no antes de un año.

Causas de la Osteoporosis

- El envejecimiento: provoca una disminución de la cantidad del hueso, por tanto, cualquier persona puede padecerla.

- La herencia: aquellos que tienen antecedentes familiares de fracturas. Se conocen algunos de los genes relacionados con el desarrollo de un amasa ósea, por lo que existe la posibilidad de evitar la enfermedad actuando desde la infancia.

- La dieta pobre en calcio: este es un elemento fundamental en la formación de hueso y se contiene principalmente en los derivados lácteos (leche, yogur, queso y helados), aunque también está presente en otros alimentos como pescados azules, frutos secos, etc.

- El sexo femenino: entre un 20 y 25% de las mujeres padecerán osteoporosis después de la menopausia (proporción cuatro veces superior a la del varón) por que viven más que los hombres, tienen menor cantidad de masa ósea y por la pérdida de hormonas femeninas (estrógenos ) en la menopausia.

- El riesgo es mayor si la menopausia ocurre a una edad temprana (natural o quirúrgica) y en aquellas mujeres jóvenes con períodos de amenorrea (falta de menstruación) por problemas ginecológicos u hormonales.

- La delgadez: aunque esto no sugiere que el sobrepeso sea una buena idea. Debe evitarse éste así como la delgadez e intentar alcanzar un peso ideal.

- La inmovilización prolongada: ya sea por enfermedad, sedentarismo u otra circunstancia. El ejercicio constituye un estímulo para la formación y fortaleza del hueso. La falta de ejercicio físico es un factor que puede desarrollar y perpetuar la osteoporosis.

- Determinados medicamentos: como los corticoides que son útiles en el tratamiento de larga duración de muchas enfermedades pero pueden favorecer la destrucción del hueso.

- El exceso de tabaco, alcohol y café: se ha observado una mayor frecuencia de osteoporosis en personas con consumo excesivo de los mismos.

¿Cómo se que tengo Osteoporosis?

Generalmente cuando se presenta una fractura. Otras veces se lo dirá el profesional médico, después de un examen radiológico, realizado con otros fines y de forma casual. Frecuentemente, el único síntoma es el dolor que cesa una vez que se descansa. Siempre que se sospeche la posible existencia de osteoporosis debe consultarse al médico, que diagnosticará la enfermedad y decidirá sobre las medidas generales de prevención y, en algunos casos, el uso de ciertos medicamentos.

Podemos evitar la Osteoporosis

Consumiendo alimentos que contienen calcio como:

· Productos Lácteos: Yogurt, leche, queso y derivados.
· Legumbres - Verduras: Brócoli, Espinacas y verduras verdes.
· Productos Marinos: Sardinas, mariscos

Y también practicando una vida saludable:

· Actividad física diaria
· Caminata de 15 a 20 minutos
· Gimnasia rítmica o aeróbicos de bajo impacto
· Practicar algún deporte: Natación, Voley, etc.

No debemos consumir:

· Bebidas alcohólicas
· Cigarrillos
· Café

¿Existe tratamiento farmacológico específico?

¡SI!. Existe un tratamiento eficaz para la osteoporosis y será su médico quien deberá determinar el fármaco específico que le conviene. ¡CONSÚLTELE!

¿Cómo se mide la Osteoporosis?

Se mide a través de la densitometría que es una prueba indolora y mide exactamente el contenido mineral del hueso. (La radiografía únicamente refleja la osteoporosis cuando se tiene una pérdida de masa ósea superior al 30%).

¿Qué hacer si tengo Osteoporosis? ¿Se pueden prevenir las fracturas óseas?

Las fracturas, son la consecuencia más grave de la enfermedad.
Se pueden prevenir siguiendo estos consejos:
  • Graduarse correctamente la vista.
  • Usar zapatos cómodos y con suela antideslizante.
  • Utilizar bastón quienes tengan alteraciones del equilibrio o sean propensas a los mareos.
  • Minimizar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Evitar medicamentos que puedan causar vértigo o somnolencia.
  • Tomar calcio diariamente.
  • Dar paseos largos al aire libre.
  • Evitar la vida sedentaria (cama o sofá durante tiempo prolongado).
  • Evitar realizar movimientos bruscos y realizar ejercicios físicos especiales diarios. En la FHOEMO tenemos manuales para la prevención de fracturas con demostración de ejercicios correctos y contraindicados (enseñan cómo levantarse, sentarse, recoger un objeto del suelo y otras buenas costumbres posturales).
  • Iluminar y ordenar bien las habitaciones (tener luz de noche en el dormitorio y baño).
  • Dejar los suelos libres de obstáculos con los que se pueda tropezar (cables, alfombras, etc.).
  • Usar los pasamanos al subir o bajar las escaleras.
  • Colocar agarraderas en la pared del baño para sujetarse y mantener el equilibrio y utilizar alfombrillas antideslizantes.
  • Comprobar que todos los suelos están secos, y si es necesario colocar antideslizantes en la cocina cerca del fregadero, etc.
  • Acudir a un control médico para saber el estado real de sus huesos.

Mito # 1: "La Osteoporosis no es algo tan serio como para preocuparse"

La osteoporosis es algo serio porque debilita nuestros huesos de una manera progresiva e irreversible hasta el punto de que cualquier cosa puede causar una dolorosa y debilitante fractura de cadera, columna u otros huesos. El dolor crónico y la incapacidad que le causa una de éstas, puede cambiar su forma de vivir, trabajar y disfrutar de su tiempo libre.

Mito # 2: "Soy una persona saludable, hago las cosas correctas, no estoy en riesgo"

Desafortunadamente, no podemos "sentir" qué tan fuertes son nuestros huesos. Por eso la osteoporosis ha recibido el nombre de "ladrón silencioso". Sin usted saberlo puede estar perdiendo tejido óseo, aún cuando haga ejercicio y lleve una dieta rica en calcio. Su médico y la National Osteoporosis Foundation pueden ayudarle a saber otros factores que le pueden ayudar a desarrollar la enfermedad y lo que debemos hacer para detenerla.

Mito # 3: "Soy muy joven para preocuparme ahora por la Osteoporosis"

Nunca es demasiado tempreno para prevenir esta enfermedad. Desrrollar huesos fuertes y mantenerlos así es un buen principio para cuando inice la pérdida de hueso. El hecho es que el hueso es un tejido vivo, en crecimiento y que constantemente se remodela. La fuerza ósea se incrementa durante la juventud hasta que se alcanza la "masa ósea pico" alrededor de los veintes o inicio de los treinta. A partir de entonces comienza una pérdida gradual de tejido óseo. Cuando la mujer pierde el efecto protector de los estrógenos al llegar a la menopausia, se desarrolla la enfermedad. La Osteoporosis no solamente sucede cuando uno es "viejo". Se inicia años, incluso décadas antes.

Mito # 4: "Es demasiado tarde para que yo haga algo respecto a Osteoporosis"

La osteoporosis se define como la pérdida excesiva de tejido óseo. Los huesos se rompen cuando se han vuelto demasiado delgados y débiles, Aybqye ka operduda de hueso es irreversible, nunca es demasiado tarde para hacer algo que disminuya o detenga una mayor pérdida de hueso. El tiempo para detectar osteoporosis es AHORA, antes que se pierda tanto hueso como para que se produzcan fracturas debilitantes. Si se le ha diagnosticado osteoporosis su médico puede prescribirle un programa dietético y de ejercicios adecuado a sus necesidades. También hay varios medicamentos como estrógenos,calcitonina y derivados de la vitamina D que están disponibles para prevenir un mayor pérdida ósea y conservar un estilo de vida activo, evitando las consecuencias de la osteoporosis.

Hable con su médico u organización de salud calificados, para recibir información que le permita llevar a cabo el tratamiento o cuidado preventivo correcto para prevenir la Osteoporosis.



Página Principal